Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez paraliza las obras sobre una fosa de republicanos en el cementerio de Valencia

El Fòrum per la Memòria presenta un recurso contra el plan de Barberá de hacer nichos

Apenas unas horas después de que el Fòrum per la Memòria del País Valencià presentara un recurso contra el Ayuntamiento de Valencia, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 decidió suspender de forma provisional la construcción de nuevos nichos sobre una de las fosas comunes del Cementerio General en la que la asociación afirma que fueron sepultadas víctimas de la represión franquista. La juez ha citado al Fòrum y al Ayuntamiento, que preside Rita Barberá, del PP, a una vista oral para decidir si mantiene la suspensión hasta que se resuelva el contencioso.

La organización pide que se preserve el lugar para la memoria de las víctimas

La presidenta del Foro, Amparo Salvador, acompañada por su abogada, Mercé Teodoro, y el portavoz de EU-L'Entesa, Antonio Montalbán, presentó en la mañana de ayer ante el juzgado un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de levantar 1.020 nichos sobre la fosa común de la sección séptima del cementerio. En el recurso, la asociación pedía la suspensión cautelar de las obras, que el gobierno local del PP se negó a parar tras solicitarlo el Fòrum y también los grupos de la oposición, que en el último pleno municipal defendieron asimismo la colocación de una placa en recuerdo de las víctimas.

La juez reaccionó con rapidez y pocas horas después emitió un auto en el que ordena la "medida cautelar provisionalísima" de detener las obras y convoca a las partes a una vista el viernes con el fin de "resolver sobre el levantamiento, mantenimiento o modificación" de esta decisión. El auto recuerda que la ejecución de las obras de los nichos podría "privar de eficacia" la resolución que adopte el juzgado en su momento sobre el fondo de la cuestión, que es el recurso contra el acuerdo del grupo popular en el pasado pleno de continuar las obras. El recurso del Fòrum per la Memòria, que apela a la protección de derechos fundamentales de la persona, incide precisamente en que la destrucción de la fosa común impediría continuar una investigación "documental y forense rigurosa" para "determinar con exactitud los hechos ocurridos y poder actuar de acuerdo a la legalidad".

La decisión de la juez fue recibida con satisfacción por Amparo Salvador, quien aseguró que el esfuerzo del Fòrum por salvar la fosa "ha merecido la pena". Salvador se congratuló de que el recurso haya caído en manos "de una persona con sensibilidad" hacia el Fòrum. "Pretendían hacer desaparecer todo vestigio del genocidio franquista", añadió.

El PP, que aprobó en solitario en febrero un monumento a todas las víctimas sin concretar, no reaccionó al auto judicial en una jornada en la que la alcaldesa, Rita Barberá, se desplazó a Madrid para asistir a la presentación de la Copa del América. Sí lo hizo la oposición. El portavoz socialista, Rafael Rubio, afirmó que Barberá "recibe otro varapalo jurídico" con una medida cautelar inmediata que se produce "en contadísimas ocasiones". Rubio pidió a la alcaldesa que renuncie antes del viernes a levantar los nichos en un "gesto de humanidad y de respeto a la memoria". El dirigente socialista insistió en que hay espacio para los nichos en la zona de ampliación del cementerio.

Por su parte, Montalbán censuró el "bochorno" que supone la resolución para el Ayuntamiento y recordó que ha pedido varias veces que se paralice la obra. La coordinadora de EU, Glòria Marcos, calificó el auto de "una victoria de la razón".

El recurso del Fòrum exige que se "respete el derecho al honor de las víctimas" y se facilite la investigación histórica sobre la represión del franquismo en Valencia. También señala que el Ayuntamiento conculca el derecho a la igualdad, ya que hace años aceptó que permanecieran en su lugar o fueran trasladados los restos de un cementerio judío de Valencia afectado por unas obras. Salvador manifestó que, independientemente de que "haya habido exhumaciones" en la zona de las obras -cuatro, según el Ayuntamiento, que alega que no hay restos-, el Fòrum pretende "que ese espacio se conserve y preserve para la memoria de todos aquellos que fueron asesinados".

El eco de la polémica sobre las fosas del Cementerio General de Valencia alcanzará la semana próxima al pleno del Parlamento Europeo por iniciativa del grupo liberal. Además, hoy está previsto que la ministra de Cultura, Carmen Calvo, explique en el Senado la postura del Gobierno a petición del senador Carles Gasòliba, que ha planteado la pregunta en nombre de Convergència i Unió. Además, la semana que viene el Consell afrontará las preguntas de socialistas y EU-L'Entesa en las Cortes valencianas. También en el Congreso hay iniciativas pendientes sobre este debate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006