Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Minas antipersonas

A la vista del daño que causan las minas antipersonas empleadas en los conflictos que asuelan el mundo, sería buena idea, si no el prohibir su producción, sí el crear un impuesto especial severo para la producción de estas armas. Si al tabaco se le aplica por el coste que causa a la sanidad, hay que tener en cuenta que el coste económico y humano que causan estas minas es mucho mayor y que España, como país comprometido en su eliminación, haría bien en trasladar parte del coste de la misma a aquellos que las producen.

Sé que en una sociedad globalizada esto puede hacer que las fábricas de minas existentes en el país se trasladen al extranjero, pero si es así, ¡en buena hora nos libraremos de esa industria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de abril de 2006