Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El futuro de Cataluña

Los seis nuevos hombres del tripartito

ERC designa consejeros de alto perfil político e ICV ejecuta el cambio a regañadientes

La cúpula de ERC no se ha arrugado a la hora de colocar a Xavier Vendrell -firmante de las cartas enviadas a cargos y trabajadores de la Generalitat para pedirles el pago de cuotas al partido- como nuevo consejero de Gobernación y Administraciones Públicas. Sustituye al también republicano Joan Carretero, que en sus dos años en el tripartito ha protagonizado varios encontronazos con los socialistas.

Pese a la reciente polémica de la cartas, por la que Fiscalía abrió diligencias, Vendrell es un activo importante en el aparato de ERC: se encargó de sanear la situación financiera del partido en 1996 al asumir la secretaría de organización y finanzas, cargo que abandonará tras su nombramiento como consejero. Además, desde junio compatibilizaba este función con la secretaría general de Presidencia.

Pertenece asismismo a la línea más dura dentro de la formación republicana: de perfil independentista, Vendrell militó en el Movimiento de Defensa de la Tierra entre 1985 y 1989 y en Cataluña Libre durante el periodo 1989-1991, hasta que ingresó en ERC. Casado y padre de dos hijos, el nuevo cosejero de Gobernación es un hombre afín a Joan Puigcercós.

El líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, sacó pecho por Vendrell y admitió el "perfil político remarcable y muy fuerte" de este nuevo consejero, así como del próximo titular de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, el también republicano Manel Balcells.

El sustituto de Carles Solà es un hombre de confianza de Carod. Casado y con tres hijos, Balcells es médico y ha compaginado su cargo de vicesecretario general de ERC con el de secretario general de Estrategia y Coordinación del Departamento de Salud. Este departamento está controlado por los socialistas, pero esto no le ha impedido el republicano Balcells dar muestras de pragmatismo y de su capacidad de adaptarse a un trabajo en equipo, dijo ayer un cargo socialista de este departamento. A diferencia de sus antecesores, no proviene del mundo universitario. Sí tiene, en cambio, experiencia de gestión pública.

Experto en ortopedia y taumatología, especializado en medicina del deporte, rechazó hace meses una oferta del Fútbol Club Barcelona para dirigir los servicios médicos del club.

A regañadientes, ICV también ha relevado a uno de sus consejeros, Salvador Milà (Medio Ambiente y Vivienda), que deja atrás las presiones de los grupos empresariales y de los ecologistas y polémicas como la interconexión eléctrica con Francia o la red Natura 2000. Su sucesor, Francesc Baltasar, goza de la confianza del líder de ICV, Joan Saura. Alcalde de Sant Feliu de Llobregat durante 21 años, hasta 2000, Baltasar es periodista de profesión y hasta ahora ha ocupado el cargo de secretario general de Relaciones Institucionales. Al asumir la cartera de Medio Ambiente se encontrará con una importante labor ya realizada: el Ejecutivo catalán tiene previsto aprobar la ley de Vivienda este martes.

Relevos del PSC

Entre los relevos del PSC figura el nombramiento de Ferran Mascarell como consejero de Cultura, en sustitución de Caterina Mieras. El hasta ahora concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona es una de las principales figuras de la gestión cultural catalana. En política activa desde 1996, es historiador y miembro de numerosos patronatos culturales, además de artífice del éxito y crecimiento de la red de bibliotecas de Barcelona. Mascarell fue desde el inicio del Gobierno tripartito, hace dos años, el candidato in pectore del PSC para el departamento de Cultura, pero Pasqual Maragall renunció finalmente a su nombramiento y optó por Mieras para primar la presencia de mujeres en el Gabinete.

En Trabajo e Industria, Jordi Valls sustituye a Josep Maria Rañé, que en sus dos años de mandato ha sido considerado por ciertos sectores económicos mejor consejero de Trabajo que de Industria.

Valls puso en práctica hace años la experiencia de un gobierno tripartito de PSC, ERC e ICV en el Ayuntamiento de Manresa, del que ha sido alcalde hasta ahora. El nombramiento de Valls, de 46 años, supone un primer paso de renovación generacional en el seno del PSC. Como presidente del consorcio Localret -que agrupa a 800 ayuntamientos-, su principal caballo de batalla ha sido luchar contra la brecha territorial en el acceso de las nuevas tecnologías.

Jordi William Carnes toma el testigo de Antoni Siurana al frente de Agricultura, Ganadería y Pesca. Con el nombramiento, se rompe ese pacto tácito por el cual todos los titulares de esta cartera deben estar vinculados, por nacimiento o profesión, a la provincia de Lleida. Los agricultures ya han advertido de que Carnes no tendrá los 100 días de gracia: los problemas del sector, dicen, tampoco los tienen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de abril de 2006