Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corrupción en Marbella

Destituido el director de los medios de comunicación municipales para renovar contenidos y línea editorial

Una de las últimas medidas adoptadas por el equipo de gobierno en funciones de Marbella ha sido satisfacer una larga reivindicación de la oposición municipal: la destitución del director del diario La Tribuna y de la Radio y Televisión de Marbella, Martín Hidalgo.

En sus funciones al frente de los medios de comunicación municipales, Martín Hidalgo fue uno de los pilares en los que se sustentó el régimen gilista en Marbella. Jesús Gil le situó al frente de su aparato propagandístico, desde el que han sido frecuentes los ataques e insultos descarnados a la oposición. Julián Muñoz le destituyó pocos días antes de que se presentara la moción de censura que le apartó de la alcaldía, como hizo con Juan Antonio Roca, el ex gerente de urbanismo y presunto cerebro de la trama de corrupción investigada en la operación Malaya. Martín Hidalgo y Roca fueron denostados inicialmente por el equipo de gobierno de Marisol Yagüe, pero acabó recuperándolos.

En octubre de 2004, Martín Hidalgo fue contratado de nuevo como director de los medios de comunicación municipales. Aquella decisión fue defendida por el ex concejal andalucista y entonces miembro del equipo de gobierno, Carlos Fernández, pese a que Hidalgo había sido condenado a una multa de ocho euros diarios durante ocho meses por llamarle "terrorista" y afirmar que utilizaba "tácticas abertzales".

Ayer mismo el PA solicitó el cese de Martín Hidalgo por las descalificaciones vertidas en los últimos días contra el concejal andalucista y secretario provincial del partido en Málaga, Pedro Pérez. El cese del director de La Tribuna fue abordado también anteayer en una reunión entre el alcalde accidental en funciones, Tomás Reñones, y la portavoz del PP, Ángeles Muñoz.

El equipo de gobierno en funciones se limitó a informar en un comunicado de la decisión del consejo de administración de la sociedad municipal Difusión y Comunicación 2000 de cesar a Martín Hidalgo "dada la necesidad de un cambio de contenido, imagen y línea editorial de los medios municipales en las circunstancias actuales".

Por otro lado, la caja fuerte y el armario que fueron precintados el pasado día 29 de abril por el juez instructor de la Operación Malaya, Miguel Ángel Torres, siguen aún sin abrirse, informa Europa Press. El que fuera tesorero municipal hasta el pasado 31 de marzo, José Muñoz Domínguez, explicó que la caja fuerte procedía de la antigua empresa de recaudación Tributos 2000, ya extinguida, mientras que el armario estaba cerrado porque en él se guarda información sensible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 2006