Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Universidad

La UPV abrirá el próximo curso en Bilbao una tienda para aumentar su proyección social

La iniciativa se enmarca en un proyecto para impulsar la imagen corporativa de la universidad

La Universidad del País Vasco (UPV) abrirá a comienzos del próximo curso su primera tienda, en la que estarán a disposición del público objetos de papelería, de regalo e incluso ropa deportiva con su distintivo. Lo hará en Bilbao y su objetivo es colaborar en el incremento de la proyección pública de la universidad, muy por debajo de las expectativas marcadas por sus responsables académicos. De hecho, la iniciativa se enmarca en un proyecto más amplio para recuperar la imagen corporativa de la institución, que incluye el rediseño del portal web, que tienen como meta la potenciación de la marca UPV.

La elección de la capital vizcaína como ubicación de la primera tienda no es casual. Bilbao es el emplazamiento en el que cursan sus estudios el mayor número de alumnos de la universidad pública, algo más de 15.000, por encima de los campus de Álava (7.900), Guipúzcoa (12.900) y el de Leioa (11.000). Sin embargo, la percepción y el reconocimiento de los bilbaínos de la presencia de la UPV en su ciudad se sitúan en porcentajes muy bajos.

Esta impresión, admitida por los sucesivos equipos rectorales, se ha constatado con los resultados de diversas encuestas. "La marca UPV/EHU se ha diluido mucho en Bilbao. Cuando hemos preguntado qué es la Universidad del País Vasco, nos han hablado de la Universidad de Deusto o de la Universidad de Leioa, pero apenas la han identificado como una institución con entidad propia", explica Ander González, vicerrector de Extensión Universitaria.

Con toda probabilidad, esa visión se transformará si se materializa el ambicioso Plan de Desarrollo de la universidad para los próximos años. La apuesta es por la concentración de los centros de la UPV en Bilbao en dos polos ubicados en los alrededores de la Escuela de Ingenieros y la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Sarriko, y que incluye la construcción de nuevas infraestructuras que, además de mejorar el equipamiento universitario, redundarán en una presencia más llamativa de la universidad pública en la ciudad.

Un local alquilado

Hasta que ese cambio se produzca, la UPV está trabajando en el desarrollo de nuevas fórmulas para potenciar su imagen corporativa y pública. En esta labor se inserta precisamente la puesta en marcha de la EHU-Denda, que se ubicará en un local propiedad de la BBK, situado detrás la sede de la Diputación foral vizcaína de Gran Vía. "En las negociaciones con la caja para la gestión de cuentas y matrículas, surgió la posibilidad de disponer de un local en alquiler para la instalación de la tienda. Aceptamos porque encajaba perfectamente en el trabajo que estamos realizando de refuerzo de imagen corporativa", detalla González. De cualquier modo, la previsión con la que trabaja la UPV es que el emplazamiento definitivo de la tienda se integrará en el nuevo edificio universitario que está diseñando el prestigioso arquitecto Álvaro Siza y que se situará en la zona de Abandoibarra, junto al Guggenheim.

Una vez conocida la propuesta de la entidad de ahorro vizcaína, se encargó a la profesora de Economía Aplicada Karmele Fernández la elaboración de un estudio de mercado para establecer de forma más precisa las posibilidades de éxito de esta iniciativa. Los resultados de la investigación avalaron la viabilidad del proyecto y la UPV comenzó el proceso de tramitación. Se decidió asimismo que la gestión de este comercio sería externa y se organizó un concurso que ganaron dos empresas vizcaínas, que trabajarán de forma coordinada con la firma Arista, la encargada de rediseñar y mejorar la imagen corporativa de la institución.

En esta labor todo puede ser modificado, a excepción del logo creado por Eduardo Chillida, sin duda, el símbolo más representativo de la UPV. "Nuestra apuesta es continuar con el escudo que Chillida diseñó y donó a la universidad a mediados de los años 80 como seña de identidad. Modificaremos otros elementos tipográficos, estudiaremos la opción de una segunda marca, incluso crear un personaje que represente a la UPV... Tenemos varias opciones, pero aún estamos aún trabajando en ello", señala.

Junto al árbol de la ciencia del genial escultor guipuzcoano, la UPV se dotará de nuevos elementos con el fin de reflotar una imagen de marca que ha estado, como explica el vicerrector de Extensión Universitaria, "muy descuidada". "Queremos hacer algo que tampoco represente un gran encorsetamiento, buscamos algo moldeable, adaptable y que, por encima de todo, permita que nuestros universitarios se sientan a gusto con nuestra marca", comenta.

Entre los objetos que se comercializarán en la EHU Denda se incluye una línea de ropa y complementos deportivos, productos de papelería -carpetas, cuadernos, libretas, clasificadores...- con diseño específico, objetos de regalo y representación destinados al profesorado (plumas...), así como otros elementos de merchandising. Entre las propuestas que manejan para aumentar el atractivo de su oferta se encuentra la colaboración con diseñadores vascos de prestigio. "Nos gustaría poder trabajar con firmas como Kukuxumuxu o Loreak Mendian..., que hicieran una campaña al año y dar así un mayor gancho a nuestros productos. Pero esto es sólo una idea", apunta. Por el momento, la tienda de la UPV sólo estará presente en Bilbao, aunque si sus resultados son buenos, se planteará ponerla en marcha en Vitoria y San Sebastián.

El precedente de Deusto

El establecimiento que la Universidad del País Vasco tiene previsto poner en marcha a comienzos del próximo curso no será la primera tienda universitaria que se instale en Euskadi. Los primeros en poner en práctica esta idea fueron los responsables de la Universidad de Deusto, que años atrás ubicaron en el edificio central de la institución un local en el que los estudiantes podían adquirir un gran número de objetos personalizados con el distintivo de la Universidad. En la actualidad, el puesto de venta se ha trasladado a la librería universitaria, pero el listado de productos incluidos en el merchandising de Deusto no ha parado de crecer. La diversidad de artículos incluye prendas de vestir -polos, camisetas...-, ropa deportiva -sudaderas, chándal, mochilas, bolsas de deporte...-, complementos para hombre y mujer -gemelos de oro y plata, corbatas, alfileres de corbata, billeteros, carteras, pañuelos de seda natural, paraguas...- o material de papelería -agendas, bolígrafos, cuadernos, libretas, carpetas...-.

A ellos se suman otros objetos más curiosos por inusuales como, por ejemplo, cucharillas, calzadores, alfombrillas para el ratón del ordenador, el escudo de la universidad deustense como tapete para tejerlo a punto de cruz, o el vino UD. En este último caso, se ofrecen dos reservas de dos bodegas riojanas de prestigio de ediciones limitadas con etiqueta específica.

El listado incluye regalos de representación como el libro de la historia de la universidad, un lujoso volumen titulado con el lema de la institución, Sapientia melior auro (La sabiduría es mejor que el oro), o una reproducción a escala del edificio principal de la Universidad, obra del marqués de Cubas. Precisamente, la imagen del edificio central se ha utilizado en varias ocasiones como motivo de estos productos. Ha servido, por ejemplo, como imagen para un puzzle.

Otros objetos han perdido su vigencia o han tenido que ser retirados por las transformaciones en los usos y costumbres de la institución. Es el caso del juego de naipes con el emblema de la Universidad de Deusto, que se dejó de imprimir poco tiempo después de que se prohibiera jugar a las cartas en el bar de la universidad. Una situación similar se ha producido con los encendedores, de poco interés cuando la prohibición de fumar en el recinto universitario es total.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de abril de 2006

Más información