Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Desparpajo farmacéutico

Los laboratorios Novo Nordisk A/S con la bendición de las administraciones sanitarias españolas han cambiado el dispensador de insulina que veníamos utilizando los varios millones de insulinodependientes que en España somos.

No ha variado la cantidad que contiene cada dispensador ni el número de dispensadores por caja (cinco) sino sólo la forma, que ha pasado de ser un cómodo y funcional tubo cilíndrico poco mayor que un bolígrafo para convertirse en un aparato de forma y tamaño parecido al de un mando a distancia de los utilizados por Canal Satélite Digital.

Las explicaciones para tal cambio puede obtenerlas usted de cualquier farmacéutico, pero no se deje convencer por ellas ya que son absolutamente ridículas. Naturalmente lo que a los farmacéuticos les viene muy bien es el aumento del beneficio que van a obtener derivado del incremento de precio que ha pasado de los 28,09 euros anteriores a los 38,84 actuales, que no los justificaría siquiera un eventual aumento de los costes de los dispensadores. En definitiva, que estamos ante un ejemplo más del desparpajo con el que, ante la pasividad de las autoridades competentes, actúan los laboratorios farmacéuticos a la hora de subir los precios de sus productos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de abril de 2006