Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jóvenes que se declaran católicos bajan del 77% al 49% en una década

Una encuesta revela que la Iglesia inspira menos confianza que las multinacionales o la OTAN

Menos de la mitad de los jóvenes entre 15 y 24 años (el 49%) se considera católico, mientras que hace una década se definía como tal el 77%. Así figura en el informe Jóvenes Españoles 2005, de la Fundación Santa María, dirigido por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Pedro González. Ese descenso se debe a la "impopular" postura de la Iglesia católica en temas como la sexualidad, según los autores. La Iglesia es una de las instituciones que inspiran menos confianza, por detrás de las multinacionales o la OTAN. El estudio se basa en entrevistas a 4.000 jóvenes de 15 a 24 años de toda España.

- Menos católicos. El 49% de los jóvenes se declara católico. En 1994 se manifestaba como tal el 77%, según el estudio de la Fundación Santa María, vinculada a la congregación de los marianistas. El porcentaje de agnósticos, ateos o indiferentes a la religión asciende al 46% (en 1994 era del 22%). Las razones del descenso del número de católicos, según uno de los autores del informe, Juan González-Anleo, es la "impopular" postura de la Iglesia "en temas como la ley que regula el matrimonio homosexual, el aborto o la sexualidad", y a los cambios políticos en una "dirección laicista".

- Más tolerantes. Los jóvenes aceptan que las parejas homosexuales adopten hijos (en una escala de justificación del 0 al 10, dan un 6 a esta opción) y justifican el aborto con un 5,29. Las actitudes que más critican son el terrorismo, la violencia de género o el vandalismo.

- Desconfianza hacia la Iglesia. La Iglesia católica es la institución que genera menos confianza (el 80% no confía en ella), por detrás de las grandes multinacionales y de la OTAN. Las que más confianza generan son las asociaciones de voluntariado, el sistema de enseñanza y la Seguridad Social. El 79% cree que la Iglesia es demasiado rica y el 82%, que está demasiado anticuada en cuestión sexual. Por el contrario, la mitad de los jóvenes cree que ayuda a pobres y marginados.

- Clases de religión. El 49% de los jóvenes asegura que las clases de religión no les ha servido prácticamente de nada. El 36% cree que le sirvió de algo o de mucho, contando al 10% que no ha estudiado esta asignatura.

- Matrimonio religioso. A pesar de las críticas, el 43% de los jóvenes admite que su deseo es casarse por la Iglesia. Por el matrimonio civil opta el 22% y el 16% por las uniones de hecho.

- Los problemas más graves. El terrorismo, la droga, el paro y la vivienda son los problemas que más les preocupan. Los que menos, la corrupción política y el medio ambiente, aunque intentan ahorrar agua y energía.

- Sí a la inmigración. La llegada masiva de inmigrantes no parece haber generado prejuicios entre los jóvenes. El 67,7% cree que se debe permitir la entrada de extranjeros con contrato de trabajo y el 15,7%, que se debe admitir a todos. Preguntados por los vecinos que no les gustaría tener, encabezan la lista miembros de ETA, neonazis, cabezas rapadas y musulmanes radicales. A ningún joven le importa ya vivir al lado de una persona enferma de sida, mientras que en 1990 lo rechazaba el 25%.

La importancia del 'botellón' para divertirse

La mitad de los jóvenes sale todos o casi todos los fines de semana y casi la mitad, un 46%, vuelve a casa después de las cuatro de la madrugada. Entre los motivos para salir de marcha, casi un tercio piensa que beber alcohol o hacer botellón es una razón bastante o muy importante. Así lo sostiene 1,7 millones de jóvenes, según la estimación de los autores del estudio a partir de la encuesta realizada. Las razones más mencionadas para salir son compartir amigos, desconectar de la rutina cotidiana y bailar.

Escuchar música, ver la televisión, ir al cine, estar con su pareja, asistir a conciertos o practicar el sexo son otras de las actividades preferidas por más del 80% de los jóvenes. Aunque no siempre los gustos se traducen en hechos. Aunque al 87% le gusta ir a conciertos o al teatro, sólo el 67% lo hace. El 34% visita museos (en 1999 lo hacía el 43%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2006

Más información