Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP local de Orihuela exige a Medina que aclare la contrata de limpieza

La dirección local del PP de Orihuela, que preside Mónica Lorente, exigió ayer "una explicación de todo lo que está ocurriendo" en relación con las conversaciones entre el empresario Ángel Fenoll y el portavoz de Centro Liberal, Jesús Ferrández, grabadas y difundidas a través de los medios de comunicación en las últimas semanas. En ellas implican al alcalde José Manuel Medina y al edil Antonio Franco, los dos del PP, en un supuesto cobro de comisiones para adjudicar la contrata del servicio municipal de recogida de basuras.

Lorente, enfrentada desde hace meses a Medina, presentó ayer un comunicado aprobado en la noche del lunes en el comité ejecutivo local del PP ante la convulsión que vive el municipio de Orihuela. En este comunicado se hace distinción entre las informaciones generadas a partir de la denuncia presentada por el fiscal Felipe Briones y las que se basan en el contenido de las conversaciones grabadas entre Fenoll y Ferrández.

El PP local ve "inaceptable que el alcalde siga apoyándose en otros grupos políticos distintos a su propio partido" y reclama a Medina que retire su confianza al portavoz de Centro Liberal y le exija la dimisión. Lorente, que recordó que fueron el alcalde y otros cinco concejales los que rompieron la disciplina de partido el pasado septiembre en una votación en la que adjudicaron dos proyectos urbanísticos polémicos, también recordó que el PP había pedido que hubiese la máxima transparencia en la adjudicación de la contrata municipal de basuras.

La presidenta local del PP y diputada autonómica criticó veladamente a Medina al afirmar que "el que se quiera escudar en historias de luchas internas y de guerras internas se queda sólo en esta historia, porque no hay lucha interna, y eso es una justificación que, aparte de poco fundamentada, es hasta cobarde". "Nadie se puede refugiar en una lucha que no existe, son cuestiones externas que trascienden a la ciudadanía de Orihuela, y que desgraciadamente algunas, por escandalosas y deplorables, han traspasado las fronteras de esta ciudad", sentenció Lorente, que también pidió un respeto escrupuloso a la presunción de inocencia de todas las personas afectadas.

Mientras, el alcalde Medina tiene previsto presentar hoy en el juzgado una denuncia contra Ferrández y Fenoll por los presuntos delitos de injurias y calumnias, según informó la dirección regional del PP. Medina pedirá también el amparo de la autoridad judicial para que adopte las medidas pertinentes y se pongan de forma inmediata a disposición del juzgado las grabaciones y documentos de audio o vídeo existentes, con el fin de determinar su veracidad o falsedad y de evitar la difusión de "informaciones falsas por parte de determinadas personas". El alcalde considera que las manifestaciones referidas a él sobre el citado proceso de adjudicación constituyen "una grave imputación relativa a hechos falsos, calumniosos e injuriosos" por lo que se querellará en defensa de su honor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2006