Reportaje:

Relaciones mediterráneas

La Cámara España-Israel prevé contar con cien socios a finales de año

La recién nacida Cámara de Comercio España-Israel espera terminar este año contando con un centenar de empresas asociadas, representantes de diferentes sectores de la economía de los dos países. Esta entidad comenzó sus actividades en septiembre pasado gracias a la iniciativa de varios empresarios y ejecutivos que mantienen una relación directa con empresas israelíes.

Las relaciones comerciales entre España e Israel mueven actualmente un total de 1.000 millones de euros al año

El inicio de las actividades de la Cámara de Comercio España-Israel coincide además con la celebración del 20º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, el pasado día 17 de enero. Actualmente, las relaciones comerciales entre España e Israel mueven un total de 1.000 millones de euros al año.

Según el presidente de la Cámara de Comercio España-Israel, Gil Gidron, socio de Accenture, "la forma jurídica de la cámara es una asociación sin ánimo de lucro, sin carácter oficial, muy al estilo de las chambres of commerce británicas. Su vocación es generalista: fomentar las relaciones comerciales, negocios, inversiones e incluso los intercambios educativos entre los dos países". De esta forma, se pretende el incremento de la presencia de empresas españolas en Israel y de empresas israelíes en España.

La idea de crear la cámara surgió como iniciativa, a título personal, de tres miembros de las empresas Accenture, El Al Israel Airlines y Siconet. En la actualidad se encuentra todavía en lo que denominan "búsqueda de socios". Desde septiembre hasta ahora han ingresado unas 50 empresas socias y se espera alcanzar hasta final de año un total de 100. "Israel complementa a España perfectamente", afirma Gidron. "Es el país de todo el mundo que tiene más ingenieros por cada 10.000 habitantes; que más dedica a I+D+i, cerca del 5% de su PIB; es el segundo país después de Estados Unidos que posee más empresas en el índice Nasdaq de compañías tecnológicas, siendo un país de seis millones de habitantes que supera, en esta clasificación, al Reino Unido o Alemania, y que tiene que ver con la mentalidad innovadora y emprendedora que predomina tanto en Israel como en la empresa israelí".

País puente

Por lo que se refiere a España, el presidente de la cámara opina que "aporta, por una parte, un amplio mercado ya totalmente implantado en el marco estable de la Unión Europea. Pero, además, es el puente, por sus especiales relaciones, con Latinoamérica y, por supuesto, con los 42 millones de hispanohablantes de Estados Unidos".

La asociación tiene exclusivamente fines empresariales y es apolítica, "pero", como puntualiza Gidron, "no podemos escondernos a la actualidad del país. Los que tenemos negocios sabemos que una cosa es lo que se percibe y otra cosa la realidad del país. Hay muchas empresas españolas -como Zara, Mango, Seat, Irizar, Duro Felguera- que saben convivir con una situación que ha mejorado en los últimos meses".

En estos meses han comenzado las primeras actividades de la cámara. Recientemente, el jefe científico de Israel, Eli Opper, ha visitado España para entrevistarse con las autoridades industriales y científicas españolas, así como con empresarios, con el fin de cerrar acuerdos bilaterales. Además se están organizando varias visitas a Israel y se celebrarán un serie de ferias, seminarios, mesas redondas y puntos de encuentro.

Los sectores en los que cooperan España e Israel son variados, pero en general son los más intensivos en "tecnología", según el presidente de la cámara. "Se encuentra cooperación en agrotecnología, en el sector energético, en la biotecnología, o en la industria farmacéutica. Pero también hay campos de interés recíproco en otros ámbitos como el turismo", asegura Gidron. Israel cuenta con un entorno muy evolucionado para innovar y generar tecnología y ha desarrollado una estrecha relación entre la empresa y la universidad. "En estos momentos, el reto es saber cómo podemos trasladar esta experiencia a España", se pregunta Gidron. "Lo primero que hay que hacer es invertir en formación, con objetivos claros de desarrollar la innovación y el fomento de emprendedores y, a continuación, crear un programa marco para fomentar la competitividad y la innovación a nivel nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50