Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reus, con más de 100.000 habitantes, tiene el cuarto presupuesto de Cataluña

El Ayuntamiento defiende las cuentas y el PP dice que tienen "trampa"

La ciudad de Reus tiene el cuarto mayor presupuesto de Cataluña para este año, con 218 millones de euros, tras superar hace menos de un año los 100.000 habitantes. El Ayuntamiento destaca el fuerte peso que tiene en sus cuentas el hospital de Sant Joan, ciento por ciento municipal, y que el peso de los impuestos directos -que pagan por igual los vecinos con independencia de su nivel de renta- ha descendido.

Sin contar Barcelona, que tieneun régimen de financiación particular, las cuentas de Reus solamente las superan Terrassa, con el doble de habitantes, y L'Hospitalet de Llobregat, con 261.000 vecinos según su último padrón municipal. El consistorio reusense atribuye estos datos a una buena gestión de sus 17 empresas municipales y sobre todo a una de ellas, el hospital Sant Joan. Reus está gobernada por una coalición formada por el PSC, ICV y ERC.

Los 218 millones de euros de Reus representan cerca de 2.100 euros por habitante y año, un índice que es de largo el mayor entre las principales ciudades catalanas. "Un ayuntamiento puede escoger entre subcontratar servicios o hacerlo él mismo. En Reus hacemos lo segundo y los beneficios se quedan en la ciudad", explica el director general del Ayuntamiento, Josep Prat.

El criterio es el mismo a la hora de prestar servicio sanitario. El hospital de Sant Joan es totalmente de propiedad municipal y su presupuesto anual representa casi el 40% de las cuentas reusenses. "Ésta es la principal razón de nuestras cifras", dice el concejal de Hacienda, Carles Salas, y lo que permite, según afirma, que la presión fiscal en la ciudad sea la menor entre las principales ciudades catalanas.

Los impuestos directos han ido incrementándose por debajo del aumento del índice de precios al consumo (IPC) durante los últimos años y suponen el 23,5% del total del presupuesto, mientras que en 2003 representaban el 27,4%; excepto el impuesto de bienes inmuebles (IBI), que CiU, en la oposición, critica que sea más caro que en Barcelona.

El hospital cobra del Departamento de Salud por cada servicio médico que presta y, como el resto de las empresas municipales salvo el transporte público, no presenta pérdidas. Son un total de 17 sociedades municipales que abarcan desde la gestión de la funeraria, el agua y los aparcamientos hasta la creación de nuevas empresas, lo que multiplica los gastos, pero también los ingresos.

Pero no faltan las críticas al modelo de gestión reusense. El portavoz popular, Miquel Àngel López Mallol, asegura que no hay otra ciudad en España con más sociedades anónimas municipales, lo que, a su juicio, fomenta el intervencionismo público y frena la iniciativa privada. López Mallol añade que el presupuesto de Reus tiene "trampa" puesto que el equipo de gobierno ha aprobado recientemente una modificación de crédito para aplazar el pago de su deuda, que asciende a 88 millones de euros.

El portavoz convergente en asuntos de economía, Ricard Font de Rubinat, asegura que "no se acaban de ver las inversiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2006