Entrevista:OLLANTA HUMALA | Candidato a la presidencia de Perú

"Me he alejado de mi familia por el fuerte contenido racista de sus discursos"

Pregunta. ¿Es usted un revolucionario, un populista, un golpista frustrado?

Respuesta. Soy un nacionalista. Soy un padre de familia que quiere darle a las próximas generaciones un país con más oportunidades.

P. Defina nacionalismo.

R. Un Estado moralmente sólido y un modelo de desarrollo con sectores productivos e industrias nacionales fuertes.

P. ¿Es etnocacerista [corriente creada por su padre que exalta el pasado incaico]?

R. No. En mi proyecto no hay ningún Humala metido. Las ideas de mis hermanos Ulises y Antauro no tienen nada que ver conmigo. Una de las razones por las que cada vez estoy más alejado de mis hermanos y mi padre es por el contenido racista de sus discursos.

P. ¿Por qué cree que está capacitado para ser presidente cuando lleva menos de un año en política?

Más información

R. Soy nuevo en la política, pero creo que eso es mejor que ser uno de esos arrastrados que nos gobiernan. No voy a confiar en ellos cinco años más de mi vida y por eso tomo las riendas.

P. ¿El presidente venezolano, Hugo Chávez, es su modelo?

R. Yo tomo experiencias, no modelos. De Venezuela me gustaría estudiar su plan de erradicación del analfabetismo. De Bolivia me parece interesante el proceso de nacionalización de los hidrocarburos. El gran error histórico de América Latina ha sido creer que se puede importar un modelo y aplicarlo a realidades diferentes.

P. ¿Recibe usted financiación de Venezuela para su campaña?

R. No. Ya lo ve. Aquí cada uno se paga hotel y comida, y los coches los ponen los voluntarios. Todo esto se lo inventan porque a otros candidatos les duele que, teniendo mucho dinero, el que encabece las encuestas sea yo.

P. ¿Qué piensa de Bush?

R. Simplemente me preocupa que el Gobierno de un país del que hay tanto que aprender, y que se precia de ser el guardián de los valores democráticos, se haya saltado el derecho internacional y haya invadido un país como Irak, con sangrientas consecuencias.

P. ¿Cómo afectaría el nacionalismo a las empresas extranjeras?

R. Nacionalizar es poner al servicio del pueblo un recurso, no una empresa. No pasa por la expropiación ni la estatalización, sino por una mayor participación estatal en la economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50