Juan Goytisolo recuerda la voz sobresaliente y radical de Marguerite Duras

"Poseía una personalidad arrolladora, una voz maravillosa; destacaba su brillantez como escritora, su talento como cineasta, y su radicalismo político, entre otras cosas, por su posición favorable a la independencia de Argelia". Con estas palabras describió ayer Juan Goytisolo a la escritora y cineasta Marguerite Duras (Gia Dinh, Indochina, en la actualidad Vietnam, 1914-París, 1996). Su intervención, en el Instituto Francés de Madrid (www.ifmadrid.com; Marqués de la Ensenada, 10), donde se celebra durante todo este mes un ciclo de homenaje a Duras en el décimo aniversario de su muerte, contó con la asistencia, entre otros, de Carmen Romero, esposa del ex presidente del Gobierno Felipe González, y del escritor Vicente Molina Foix.

En la jornada de ayer, Goytisolo centró su intervención en el periodo en el que conoció a la escritora en París, de 1956 a 1964, y en el que descubrió un mundo en el que los intelectuales franceses se debatían entre las posturas que mantenían Sartre y Camus. "Descubrí la obra literaria de Duras mientras cumplía el servicio militar en Mataró. Leyendo sus obras encontré un universo intenso, inundado de historias que parecían impensables en la España de Franco en la que nosotros vivíamos", dijo Goytisolo.

El Instituto Francés de Madrid ha celebrado durante el mes de marzo una serie de jornadas literarias y cinematográficas en las que se ha analizado la obra de la escritora, guionista, realizadora y actriz. En el homenaje han participado medio centenar de escritores y estudiosos franceses y españoles de la figura de Duras.

"Maravillosa e imposible"

Juan Goytisolo salpicó de anécdotas su intervención y destacó "las intensas y extensas conversaciones políticas entre los intelectuales franceses en las que había siempre una participación numerosa, pero entre las que destacaba la voz maravillosa, contundente y sobresaliente de Duras". El escritor se refirió a ella como "una gran autora, con una personalidad atractiva que resultaba al mismo tiempo maravillosa e imposible". "Entre las obras que hoy todavía me siguen entusiasmando de Duras se encuentran Moderato cantabile, El square y Una tarde de M. Andesmas", afirmó Goytisolo.

El homenaje a la escritora en el Instituto Francés de Madrid finaliza hoy con la intervención de Aurélia Steiner. Una fotografía en la que se muestra una Marguerite Duras muy joven precede a la exposición Marguerite Duras, iluminaciones, en la que se muestran imágenes de la autora desde Indochina hasta Francia. En esta cuarta semana de homenaje a la figura de Marguerite Duras se ha analizado el compromiso político de la escritora y se han podido ver películas como J'ai vu tuer Ben Barca (Serge Le Péron, 2006) y los cortometrajes realizados por la escritora en 1979, como Aurélia Steiner, Les mains négatives y Cesarée.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Aurora Intxausti

Coordina la sección de Cultura de Madrid y escribe en EL PAÍS desde 1985. Cree que es difícil encontrar una ciudad más bonita que San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS