Bayer compra Schering por 16.300 millones tras provocar la retirada de Merck

La unión de ambas firmas supondrá el recorte de 6.000 empleos, el 10% de la plantilla

La compañía alemana Bayer comprará Schering por 16.300 millones de euros para crear la duodécima compañía farmacéutica mundial. Bayer ha ofrecido 86 euros por acción, lo que ha provocado la retirada de Merck, que había lanzado una oferta de 77 euros por acción (un total de 14.600 millones) y que ayer acabó retirándose de la puja argumentando que un precio más alto "no está justificado". La plantilla de Bayer es de 35.000 trabajadores, mientras que la de Schering se sitúa en 25.000. De los 60.000 empleos que suman las dos empresas se recortarán 6.000, el 10%.

Bayer apareció como caballero blanco para defender a Schering frente al ataque de Merck y ofreció nada menos que 86 euros por acción, una oferta un 12% más alta que la de Merck y el 39% mayor que la cotización de Schering el 10 de marzo, el último día de apertura de mercados antes de que el domingo 12 se anunciara la OPA de Merck. Considerada hostil, la OPA de Merck fue rechazada por Schering desde el comienzo por su bajo precio.

De "extremadamente atractiva" calificó ayer la oferta de Bayer, Hubertus Erlen, presidente de Schering, que recomendará a sus accionistas aceptarla. Erlen reconoció que con una oferta así era "imposible" insistir en el objetivo de defender la independencia de Schering. También las asociaciones de protección de los accionistas se mostraron satisfechas con el acuerdo.

Berlín, patria chica de Schering desde sus comienzos hace 150 años, será también la sede de la futura sociedad "Bayer Schering Pharma", lo que tranquilizó a las autoridades locales, que temían que una compra por parte de Merck provocara la marcha de la única gran empresa de Berlín a Darmstadt. Con un volumen de negocio de 9.000 millones de euros, la nueva sociedad nacerá de la fusión de Schering con la división de Bayer Health Care y se colocará en el duodécimo puesto de la clasificación mundial de farmacéuticas.

Ajuste laboral

La unión podría costar alrededor de 6.000 empleos, según reconoció el presidente de Bayer, Werner Wenning. Lo que aún no está claro es con qué tipo de medidas se reducirá la plantilla y dónde. Bayer Health Care tiene alrededor de 35.000 empleados, mientras que Schering emplea a cerca de 25.000 personas, sólo 7.400 de ellas en Alemania.

Ambas empresas operan en un centenar de países, lo cual hace pensar que las mayores sinergias en cuanto a empleos se podrían alcanzar en el extranjero uniendo delegaciones. Bayer espera alcanzar 700 millones en sinergias a partir del tercer año tras la fusión, pero cuenta con que el matrimonio le genere unos gastos de 1.000 millones.

Más fuerte en la producción de medicamentos sin receta y de fármacos para cardiología y hematología, Bayer ampliará su cartera gracias a Schering. El producto estrella de la berlinesa es el fármaco contra la esclerosis múltiple Betaferon, con el que ingresó 867 millones de euros en 2005, seguido de la píldora anticonceptiva Yasmin (586 millones). Schering concentra sus operaciones en cuatro áreas de negocio: ginecología y andrología, oncología, sustancias de contraste para el diagnóstico y terapéuticos especiales para enfermedades graves.

Bayer quiere financiar la compra del 100% de las acciones de Schering con 3.000 millones de los que dispone en metálico y con ayuda de un crédito de Credit Suisse y de Citigroup. Además, los padres de la aspirina piensan vender dos sociedades que ya no pertenecen a su negocio estratégico: H. C. Starck GmbH, que fabrica componentes en su mayoría metálicos para diferentes industrias, y Wolff Walsrode AG, productor de celulosas. Las dos empresas suman 5.400 empleados y unas ventas de 1.250 millones de euros. "Estamos convencidos de que para ambas empresas se abren perspectivas muy interesantes incluso fuera de nuestro grupo y que en un nuevo entorno se podrán desarrollar aún mejor", dijo Wenning.

El área de salud de Bayer será, gracias a la absorción de Schering, la mayor división de la compañía de Leverkusen con casi un 50%. El 68% de Schering está en manos de inversores institucionales. La mayor accionista es Allianz con más del 10%, mientras que Merck posee el 5%. La venta de sus acciones a Bayer aportarán a Merck el ingreso de unos 275 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50