Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consumo de alcohol

La noche del 'botellón'

La convocatoria tuvo asistencia masiva en Granada y fuertes controles en Madrid y Barcelona

El macrobotellón convocado por la Red y por mensajes de móviles en unas 15 ciudades españolas hizo que miles de jóvenes salieran ayer a la calle con el objetivo de beber alcohol. No todos lo consiguieron. En Granada, donde el Ayuntamiento había facilitado una carpa para la ocasión, se reunieron 25.000 jóvenes al cierre de esta edición. En Sevilla, la celebración se vio deslucida por la lluvia pero aún así unos 6.000 jóvenes se concentraron en tres zonas de la capital andaluza. Sin embargo, el macrobotellón tuvo un seguimiento bajo en la mayoría de ciudades donde está prohibido beber en la vía pública. En Madrid, la lluvia y el cerco de la Policía Municipal impidió que los botelloneros pudiesen acceder a los puntos de encuentro para beber. La mayoría, disuadidos por la policía, se marcharon a los bares o a otras zonas buscando un sitio para hacer el botellón sin la presencia de los agentes. Aún así, un centenar de jóvenes esperó en la zona del Faro de Moncloa retando a los policías sin que hubiese incidentes al cierre de esta edición y pidieron zonas especiales para reunirse.

Lo mismo ocurrió en Barcelona, donde el Ayuntamiento de Barcelona desplegó cerca de 350 efectivos policiales de la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra para impedir que los estudiantes tomaran la Rambla del Raval, donde estaba convocado el macrobotellón. En Valladolid, donde las leyes autonómicas no permiten beber en la vía pública, otros 2.000 estudiantes se concentraron en el campus universitario desde por la mañana y se desplazaron por la noche a la playa artificial junto al Pisuerga ante la vigilancia de los agentes que prefirieron permitir el botellón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de marzo de 2006