El Ayuntamiento paga más por las nuevas plazas de parquímetros que por las del centro

Las empresas ganadoras del último concurso cobran un 20% más que las adjudicatarias de 2002

Al Ayuntamiento de Madrid le salen más caras las nuevas plazas de aparcamiento regulado que las antiguas. El Consistorio abonará a las tres nuevas concesionarias entre 439 y 465 euros al año por cada plaza que vigilen. A los adjudicatarios del anterior concurso, el de 2002, el Ayuntamiento sólo les abona unos 385 euros por plaza, lo que representa un incremento de los gastos de hasta un 20%. Las empresas que gestionan las plazas del centro (las del primer concurso) y las del resto de barrios (las del segundo concurso) ofrecen los mismos servicios al Consistorio.

Más dinero por el mismo servicio. El Ayuntamiento pagará a las tres sociedades que gestionan las nuevas zonas de parquímetros (87.000 plazas) un 20% más por cada plaza -casi 80 euros de diferencia- que a las empresas que lo venían haciendo en el centro de Madrid desde 2002. Éstas gestionan en la actualidad unas 83.000 plazas.

Entre las empresas beneficiadas en el último concurso está la Unión Temporal de Empresas Hixienes-Sufi, en la que participa Juan Manuel Casares, amigo del concejal de Seguridad y máximo responsable de los parquímetros, Pedro Calvo (PP).

Sufi-Hixienes cobrará del Ayuntamiento 465 euros por cada plaza pintada de azul o verde en ocho barrios del sur (Imperial, Acacias, Chopera, Legazpi, Delicias, Atocha, Adelfas y Estrella) y en el casco histórico de Carabanchel. El Ayuntamiento le pagará 13.302.683 euros por controlar 28.560 plazas. Lo mismo ocurre con la empresa Estacionamiento y Servicios, que recibirá 465 euros al año por cada una de las 28.360 plazas que gestiona, y con la UTE formada por Api, el grupo Vinci y Etralux, que cobra 439 euros por cada una de las 29.060 plazas que administra. En total, el Ayuntamiento pagará casi siete millones más por los mismos servicios que le dan otras empresas en el centro de la ciudad. Por ejemplo, a la unión Setex-Sufi, que gestiona parquímetros del centro de Madrid desde 2002, le abona sólo 385 euros por plaza: Setex-Sufi cobra unos 11.400.000 euros por gestionar algo menos de 30.000 plazas.

Cuando el Ayuntamiento sacó a concurso la gestión de la nueva zona de estacionamiento regulado (SER) a 16 barrios y cuatro cascos históricos, el pasado 5 de noviembre, otorgaba mucho más valor a las propuestas técnicas (un 85% de los puntos) que a las económicas (15%).

En 2002, por el contrario, cuando se pintaron las primeras calles con líneas azules y verdes, el Ayuntamiento valoró las propuestas económicas en un 66% y las técnicas en un 26%. Por eso, el importe reclamado en ese momento por las empresas fue más bajo: cuanto más barato ofrecían sus servicios, más puntos obtenían. Ahora, el precio que reclaman por cada plaza tiene menos peso en el cómputo general del concurso.

El edil socialista Manuel García-Hierro cree que "el Ayuntamiento debería haber buscado otro sistema para hacer la concesión". Y subraya que el sobrecoste será de "siete millones al año".

Comisión de Vigilancia

El concejal del PSOE se cuestionó por qué Ruiz-Gallardón "ha optado por un sistema cerrado y no por uno mixto en el que el Ayuntamiento pagaría en función de lo que recaudase".

Por otra parte, los más de 600 folios del expediente del concurso de adjudicación de la gestión de los parquímetros no serán revisados en la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones hasta la primera semana de mayo, según el PSOE. El vicealcalde, Manuel Cobo, se comprometió el pasado viernes a enviar inmediatamente todos los documentos a la comisión. Pero Cobo no contaba con que el procedimiento exige tiempo.

El presidente de la mesa, el edil socialista Ramón Silva, explicó ayer que para enviar la documentación a la comisión es necesario que el escrito esté inscrito en el Registro de Contratos del Ayuntamiento. Posteriormente, los grupos municipales tendrán que reclamar, en la propia comisión, que se estudie el expediente.

La próxima reunión está prevista para el 5 de abril. En ella, Izquierda Unida ha anunciado que pedirá el expediente. Lo mismo hará el Grupo Municipal Socialista. Por eso, hasta el próximo 3 de mayo no se podrá analizar el expediente. Desde el gobierno municipal, que pretende discutir el asunto en la sesión de abril, se aseguró que los papeles ya están a disposición de la comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50