Washington anuncia el cierre de la prisión iraquí de Abu Ghraib, escenario de torturas

Soldados estadounidenses maltrataron a presos en el antiguo penal de Sadam Husein

Estados Unidos cerrará la prisión iraquí de Abu Ghraib en un plazo aproximado de tres meses, según anunció ayer un portavoz militar estadounidense en Bagdad. Los 4.500 presos serán transferidos a otras cárceles de Irak. La prisión, situada unos 30 kilómetros al oeste de Bagdad, fue levantada en 1980 por Sadam Husein y utilizada por su régimen para torturar a presos políticos. Pero el nombre de Abu Ghraib dio la vuelta al mundo y se hizo tristemente famoso cuando, tras la caída del dictador durante la invasión del país por el Ejército de Estados Unidos, se publicaron unas fotos en el año 2004 que mostraban las atrocidades que militares norteamericanos habían cometido con los presos iraquíes.

Más información

"Transferiremos todas las operaciones de Abu Ghraib a Camp Cropper una vez que se haya completado la construcción del nuevo centro de reclusión", informó en Bagdad el teniente coronel Keir-Kevin Curry, según la agencia Reuters. "No se han establecido fechas concretas, pero el plan es cumplir con el traslado en los próximos dos o tres meses", puntualizó Curry, portavoz de las operaciones de detención de Estados Unidos en Irak.

Camp Cropper es un centro de reclusión que se encuentra dentro de la base del cuartel general militar estadounidense, situado en el aeropuerto de Bagdad, no muy lejos de Abu Ghraib. En este momento, sólo 127 presos "de alto rango" están encerrados en Camp Cropper, entre ellos el ex presidente Sadam. Las fuerzas del Ejército de Estados Unidos mantienen encarceladas a 14.589 personas en cuatro cárceles de Irak. Más de la mitad de ellas se encuentran en Camp Bucca, al sur del país, cerca de Basora.

La prisión de Abu Ghraib, que no será demolida y volverá a manos iraquíes, está en una zona que ha sido objeto de muchos ataques y que logísticamente es difícil de controlar. "Siempre hubo la intención de trasladar a los detenidos a un lugar más seguro", dijo Barry Johnson, portavoz militar en Bagdad, citado por Reuters. "Hay otras imágenes con Abu Ghraib que son más emocionales, pero la principal razón para nosotros es la seguridad", matizó el portavoz.

Por "razones emocionales", el militar Johnson se debía referir a la fotografía de la soldado Lynndie England sujetando con una correa por el cuello a un preso que estaba desnudo en el suelo; o al retrato de otro recluso subido a una caja con una capucha en la cabeza y con electrodos en el cuerpo; o a la instantánea de un perro tirando de la correa de su guardián frente a otro preso desnudo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Fueron las fotos de la vergüenza e hicieron mucho daño a la imagen de Estados Unidos en un momento muy delicado, con las tropas empantanadas en la guerra de Irak y enviando ataúdes de soldados muertos a casa cubiertos por una bandera.

La soldado England

En septiembre del año pasado, la soldado England fue condenada a tres años de cárcel por torturas. La sentencia sobre England cerró los juicios por los abusos cometidos en Abu Ghraib, cuya responsabilidad quedó limitada a soldados estadounidenses de bajo rango. El presidente George W. Bush degradó en mayo al grado de coronel a la general del Ejército Janis Karpinski, el militar estadounidense de más alto rango relacionado con el escándalo de los abusos en la polémica cárcel iraquí. Otros tres generales fueron absueltos de responsabilidad en aquel escándalo en el penal iraquí.

El fracaso de liderazgo de los altos mandos militares, la situación en la cárcel y la iniciativa personal de los soldados implicados fueron las claves que llevaron a perpetrar las torturas, determinó la comisión que investigó lo ocurrido por encargo del Departamento de Defensa. Hubo caos en Abu Ghraib, garantizó entonces el informe. Además de caos, hubo "sadismo", "actos de brutalidad", "torturas"... Los malos tratos no se debieron sólo al fracaso de algunos individuos a la hora de seguir las normas, sino que representaron también el fracaso de niveles institucionales más altos, resumió el informe en 2005.

En mayo del año 2004, Estados Unidos inició una campaña de liberación de prisioneros de Abu Ghraib. El propio George W. Bush anunció entonces que la prisión sería demolida.

Un grupo de iraquíes ante la prisión de Abu Ghraib, en mayo de 2004.
Un grupo de iraquíes ante la prisión de Abu Ghraib, en mayo de 2004.EFE

LA CÁRCEL, LA INFAMIA

- Las fotos de presos iraquíes torturados por soldados norteamericanos dieron la vuelta al mundo en 2004

- La general Janis Karpinski, el militar de mayor rango relacionado con los abusos de

la cárcel, fue degradada

- Una comisión del Pentágono concluyó que se habían cometido "actos de brutalidad","sadismo" y "torturas"

- Los 4.500 presos actuales serán trasladados a otras cárceles iraquíes

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 09 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50