Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos destacan en Alimentaria la necesidad de prevenir la obesidad infantil

Una campaña promoverá la dieta mediterránea entre los alumnos de primaria

La obesidad, factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, debe atacarse desde la infancia, ya que las pautas alimentarias adquiridas en los primeros años suelen mantenerse en la edad adulta, según advirtieron ayer los expertos que participaron en el VI Congreso Internacional sobre la Dieta Mediterránea, en Alimentaria. Este tipo de comida se está abandonando en España, donde uno de cada cuatro niños sufre sobrepeso. En un intento de promocionarla entre la población infantil, la Generalitat iniciará el próximo curso una campaña en las escuelas de primaria.

MÁS INFORMACIÓN

"¿Se imaginan un motor de un seiscientos soportando la carrocería de un camión? el motor no puede, dice basta y falla". El director de Cardiología del Centro Médico Teknon de Barcelona, Jordi Rius, ilustró con este símil los riesgos que entraña la obesidad en los niños sobre su salud cardiovascular a corto y largo plazo. Según Rius, en niños de 10 años obesos ya pueden apreciarse daños en las paredes de las arterias, indicio de enfermedad cardiovascular.

Como muchos de los expertos que participaron en el Congreso sobre la Dieta Mediterránea, en el marco de Alimentaria, Jordi Rius destacó la necesidad de prevenir la obesidad a edades tempranas. "Muchos de los comportamientos que conducen a la obesidad son adquiridos en la infancia y pueden seguir en la edad adulta", señaló Barbara Livingstone, del Centro para la Alimentación y la Salud de Irlanda del Norte.

Livingstone destacó la importancia de la implicación de la escuela y la familia en la lucha contra la obesidad, aunque admitió su dificultad en una sociedad que fomenta la vida sedentaria y una alimentación en la que están prácticamente ausentes los ingredientes de la dieta mediterránea: verduras, frutas, pescado y aceite de oliva. Difundir las bondades de esta dieta entre los escolares es el objetivo de una campaña que el Departamento de Agricultura y la Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea pondrán en marcha el próximo curso en las escuelas de primaria. Las experiencias piloto que se han realizado en varios centros han sido un éxito. "Los niños elaboran platos con ingredientes que a veces se niegan a comer en casa, pero que en la escuela encuentran suculentos", explica Joan Castells, director de la Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006