España vuelca sus inversiones en el Magreb

Intenta impulsar la presencia comercial

Argelia y Marruecos se han convertido en objetivos "prioritarios" de la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio. Se trata de un mercado potencial de 63 millones de habitantes, con un fuerte crecimiento económico, una progresiva liberalización y, sobre todo, un papel fundamental en la estrategia energética del Gobierno español. Además, industrializar el norte de África puede ser un incentivo para frenar la oleada de inmigración ilegal.

España es ya el segundo socio de Marruecos, y se van a invertir 200 millones en dos años en distintos "sectores de oportunidad", como el turismo, la energía, los bienes de equipo o el medio ambiente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS