Una auditoría revela que una fundación del PP falseó el resultado de unas subvenciones

La ONG acreditó haber construido 70 casas en República Dominicana, pero faltan 24

El Grupo Municipal Socialista acusó ayer al Ayuntamiento de Madrid de hacer caso omiso de las presuntas irregularidades que una consultora halló en la documentación con la que la Fundación Humanismo y Democracia (FHD), del PP, justificó las subvenciones municipales a dos proyectos de ayuda al desarrollo en República Dominicana. En uno de ellos, FHD acreditó haber construido 70 viviendas para los damnificados del huracán Georges. La consultora constató que faltaban 24 por hacer. En el expediente municipal no hay a día de hoy justificación de que estén hechas.

El proyecto 02691651 de construcción de 70 viviendas en Don Juan, Monte Plata, recibió en 2002 una subvención de 329.924 euros, según consta en el expediente municipal. El pasado abril, la consultora UTE GPI Consultores DBF Audifor emitió un informe en el que concluía: "Consideramos que la ONG ha falseado los datos del informe final y que éstos no se corresponden con lo realmente realizado".

La auditora asegura que "la ONG afirma en el informe final", donde justificaba los gastos de las ayudas municipales para sus proyectos, que las viviendas "pudieron ser finalizadas dentro del plazo previsto". Pero la auditora constató en una visita el 6 de diciembre de 2004, que "faltaban 24 viviendas por finalizar".

Para justificar esta situación, FDH envió al Ayuntamiento, como le obliga la normativa, un documento de alegaciones, fechado el pasado 5 de julio, en el que afirma: "Después de la presentación del informe final, todas las previsiones realizadas por la contraparte en relación con el proyecto se han visto afectadas por una serie de circunstancias, que nos impiden afirmar que hoy en día el proyecto en su conjunto está finalizado al 100%".

"Ya es mucha casualidad que en todos los expedientes de las subvenciones de la FHD que pedimos al Ayuntamiento, y que está obligado a facilitarnos, haya irregularidades", se quejó ayer la portavoz socialista, Trinidad Jiménez. "Una fundación que trabaja en cooperación y que realiza labores de carácter humanitario, tiene que ser transparente".

El grupo socialista también destacó que FHD trabaja en República Dominicana con una organización, la Fundación Nacional para el Desarrollo de la Juventud Rural (Fundejur), que fue auditada por la Cámara de Cuentas dominicana. Ésta constató un "uso irregular de los fondos" entre el 1 de enero de 2002 y el 31 de diciembre de 2003.

Duplicación de operaciones

Según la Cámara de Cuentas, Fundejur duplicó operaciones porque incluyó en su fondo administrativo -con el que se pagan gastos corrientes como las nóminas- gastos de otros fondos y, entre ellos, los que procedían de las subvenciones del Ayuntamiento de Madrid por importe de 26.760 euros.

"La auditoría de la Cámara fue enviada a la justicia dominicana por un presunto delito de corrupción", añadió la concejal socialista.

Jiménez afirmó también que la fundación no puede alegar que ignoraba estos hechos por varias razones: porque en sus informes la FHD alega que la relación con Fundejur es "fluida y está plenamente satisfecha de su labor"; porque FDH tiene una delegación en la República Dominicana y así lo hacen constar en sus informes como garantía de control. "Y porque está obligada a hacer ese seguimiento y control de los proyectos del Ayuntamiento, tarea por la que cobra", subrayó la portavoz socialista. Además, según Jiménez, FHD ha vuelto a presentar un proyecto para recibir subvención municipal con Fundejur, que fue firmado a finales de julio pasado.

Uno de los patronos de la fundación, Rafael Rodríguez, afirmó ayer que no tiene "ningún dato" de que Fundejur estuviera siendo investigada en la República Dominicana. Pero puntualizó que el Ayuntamiento "va a mandar a alguien a comprobar in situ" el estado de sus proyectos de cooperación. "Está dentro de la práctica normal que vayan allí a comprobarlo y a nosotros nos parece bien que se sigan las cosas por su cauce", añadió. "Es muy grave que se hagan insinuaciones muy duras sobre nuestro trabajo sin comprobarlo directamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50