Volkswagen retira su oferta para producir 10.000 nuevas unidades del Polo en su planta de Pamplona

La dirección de Volkswagen Navarra comunicó ayer al comité de empresa que la central del grupo retiró la oferta para fabricar este año 10.000 unidades adicionales del Polo en la factoría de Pamplona porque el centro no dispone de la "estabilidad suficiente" después de que no fuera posible la firma del convenio colectivo.

El grupo toma esta decisión después de que el comité de empresa decidiera el jueves rechazar la última y definitiva oferta de convenio realizada por la dirección.

La dirección hizo por ello en un comunicado "un llamamiento al comité de empresa a la responsabilidad, para que dejen ya de perjudicar tanto a los trabajadores de Volkswagen Navarra como al futuro de este centro". En el tiempo que dura la negociación del convenio ya se han perdido, según la dirección, 8.572 coches por la convocatoria de huelgas y asambleas.

Ayer también se comunicó al comité de empresa que, "tal y como ya conocían previamente, la oferta puesta sobre la mesa es última y definitiva", por lo que aun estando dispuesta esta dirección, a aclarar y a profundizar en cuantos aspectos se estimen oportunos, "los términos fundamentales de la misma son inamovibles".

En la situación actual, subrayó la dirección, "resulta absolutamente imposible mejorar la oferta, pues de todas las medidas de ahorros propuestas durante la negociación, se han ido retirando hasta sólo quedar la que supone reducir los sobrecostes por producción en sábados". Al respecto, indicaron que, en materia de flexibilidad, su oferta "recoge una serie de medidas similares a las ya firmadas por las representaciones sindicales en el resto de fábricas de automóviles".

El presidente del comité de empresa de VW-Navarra, Jesús Sánchez Bruna, indicó que el lunes analizarán la postura de la dirección pero se lamentó de la decisión de Volkswagen. Bruna indicó que "un día nos dan y otro nos reducen" producción "pero la responsabilidad no es ni de la plantilla ni de la representación sindical".

Consideró "muy negativa" la postura de la dirección que "no sólo no incrementa el programa sino que del nuestro se reducen 1.000 coches, lo que supondrá cerrar el 24 de marzo".

El lunes el comité analizará la decisión empresarial en una reunión en la que Sánchez Bruna no descartó que se acuerde el inicio de movilizaciones. Explicó en todo caso que la oferta de VW tiene "cuestiones importantes" que asumen, relacionadas con la nueva flexibilidad y las prejubilaciones, pero dijo que quieren ver el texto global donde quede claro todo el desarrollo y la aplicación de las medidas que se pacten, así como lo tratado sobre condiciones de trabajo, salud laboral y medidas sociales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS