Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres jóvenes por presuntos malos tratos a un compañero de escuela taller

Sant Vicenç dels Horts

Tres jóvenes, uno de ellos menor de edad, fueron detenidos el martes por un presunto delito de torturas, robo con violencia y otros cargos contra la integridad moral de un compañero con el que estudian en la Escuela Taller del Baix Llobregat -ubicada en Sant Vicenç dels Horts-, un centro público que realiza formación de inserción laboral correspondiente al Programa de Garantía Social.

La víctima, de 17 años y estudiante de electricidad, supuestamente era objeto de malos tratos desde al menos hacía dos meses. Durante ese tiempo, a la salida del aula e incluso dentro de la escuela, los tres detenidos, que estudiaban albañilería en el mismo centro, lo insultaron, lo golpearon, lo vejaron y lo amenazaron con tomar represalias si contaba lo que ocurría. Según la Guardia Civil, los agresores le tiraban objetos, le propinaban patadas en la espinilla y le maltrataban de diversos modos: introduciéndole en la oreja un lápiz, obligándole a fumar porros o manchándole de Tipex la chaqueta. En una ocasión prendieron fuego a una bolsa de plástico, le colocaron la mano debajo y le obligaron aguantar las gotas que caían ardiendo. Asustado por completo, la víctima mantuvo en secreto el calvario que sufría a diario. En enero, entraron en su clase, le colocaron la capucha del abrigo y le golpearon en la cabeza con fuerza. Según un parte médico, la agresión le llegó a provocar contusiones en el cráneo y las cervicales, lo que ha obligado al joven a llevar un collarín. "Llegó a casa llorando, lleno de contusiones y hematomas en los pies, porque le pisaban con los zapatos de acero", explicó ayer su padre, M. R.

Fue entonces cuando explicó lo que le sucedía y la familia denunció a los agresores a la Guardia Civil. En el momento de la detención, los agentes encontraron en sus bolsillos una tarjeta de viaje y un llavero metálico que habían robado a la víctima.

Los alumnos denunciados son Ismael N. M., de 19 años y vecino de Sant Vicenç, y Víctor V. N., de 18, y el menor, de 17, ambos de Sant Boi de Llobregat. Uno de ellos tiene antecedentes penales. Los mayores de edad pasaron a disposición del Juzgado número 1 de Sant Feliu, que decretó su libertad con cargos. El menor quedó a disposición de la Fiscalía de Menores.

La detención se llevó a cabo semanas después de la última agresión. Según el padre, la directora se negó a dar los datos a la Guardia Civil escudándose en la Ley de Protección de Datos. Los agentes pudieron actuar una vez que lograron una orden judicial. La alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, Amparo Piqueras, defendió al personal docente: "Acuden jóvenes sin estudios y a veces con familias desestructuradas", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de febrero de 2006