Cinco países incumplen el plazo para dar datos sobre vuelos de la CIA

El Consejo de Europa investiga el escándalo

Italia, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Georgia y San Marino incumplieron ayer el plazo otorgado el pasado noviembre por el Consejo de Europa para entregar información relacionada con las supuestas actividades ilícitas de la CIA en territorio europeo. El secretario general del organismo encargado de velar por los derechos humanos en Europa, Terry Davis, había pedido a los 46 países que componen el Consejo de Europa que le facilitaran información.

El Consejo de Europa quiere conocer los datos disponibles sobre los supuestos aviones estadounidenses cargados con detenidos que sobrevolaron y se posaron en aeropuertos europeos, sobre los presuntos centros de detención fantasmas y sobre el secuestro de ciudadanos en Europa por agentes del espionaje de EE UU. El plazo de la organización con sede en Estrasburgo expiró el pasado martes, fecha en la que 41 países habían enviado sus respuestas, mientras que los otros cinco incumplieron el plazo otorgado.

"El propósito de mi investigación es establecer si los Estados miembros del Consejo, que han firmado la Convención Europea de Derechos Humanos, han cumplido con sus obligaciones, en particular las relacionadas con el artículo 3 [prohibición de torturas], artículo 5 [derecho a la libertad y a la seguridad] y artículo 6 [derecho a un juicio justo]", informó ayer Davis en un comunicado, en el que se indica que el contenido de las respuestas emitidas por los Estados se hará público en los próximos días. El secretario general recordó que no es suficiente que los Estados demuestren que no han participado en actividades ilícitas, sino que además, tienen la obligación de tomar medidas para evitar que sucedan.

La investigación de Davis corre paralela a la del ex fiscal suizo Dick Marty, que también en el marco del Consejo de Europa lleva a cabo pesquisas sobre las supuestas violaciones de derechos humanos por parte de la CIA en Europa. Marty comparecerá hoy ante el Parlamento Europeo en Bruselas, donde una comisión temporal indaga las actuaciones del espionaje estadounidense tras los atentados del 11-S y la posible connivencia de los Estados miembros de la Unión Europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50