Un centenar de presos han muerto bajo custodia de EE UU en Irak y Afganistán

Un iraquí relata en la televisión italiana las torturas que sufrió en la cárcel de Abu Ghraib

Yolanda Monge|Agencias
Washington / Roma - 22 Feb 2006 - 00:00 CET

La organización de derechos humanos Human Rights First denunció ayer que 98 detenidos han muerto bajo custodia de EE UU en cárceles de Irak y Afganistán desde 2002. De esas muertes, al menos 34 se confirmaron como homicidios causados por "conducta imprudente o intencionada". Precisamente uno de los símbolos de las torturas de Abu Ghraib ya tiene rostro: Alí Shalal al Kaisi, iraquí de 42 años, era el preso fotografiado sobre una caja, encapuchado y con las manos conectadas a electrodos. Al Kaisi ha relatado su experiencia a una televisión italiana.

Más información

El informe de la ONG norteamericana, titulado Responsabilidad del mando: muertes bajo custodia de Estados Unidos en Irak y Afganistán, asegura que, además de los 34 homicidios, otras 11 muertes levantan sospechas. El documento indica también que entre ocho y 12 prisioneros fueron torturados hasta la muerte.

Según la ONG, sólo han recibido castigo los responsables de 12 de los fallecimientos. "Cuando se miran de forma detallada estos casos, se encuentra una pésima investigación y una falta de responsabilidad en el mando. El resultado ha sido crear una cultura de impunidad", asegura Deborah Pearlstein, directiva de HRF.

"Los jefes han fallado tanto en dar a las tropas directrices claras como en investigar de forma seria y rigurosa los crímenes", se lee en el estudio de la ONG con base en Nueva York.

El Pentágono declaró ayer a la cadena de radio BBC que no "había visto el informe", pero que tomaba "muy en serio" las acusaciones y que adoptaría las medidas necesarias de probarse "ciertas". El embajador de Estados Unidos en Irak, Zalmay Jalilzad, aseguró a la emisora británica que los abusos existían. "[Los soldados estadounidenses] son seres humanos, violan la ley, cometen errores y tienen que asumir su responsabilidad".

Preso en Abu Ghraib

Una de las víctimas de esas torturas denunciadas ha salido a la luz para contar su experiencia. Se trata de Ali Shalal al Kaisi, profesor de religión iraquí de 42 años, cuya foto en la prisión de Abu Ghraib dio la vuelta al mundo. En una entrevista que hoy emitirá el canal italiano RAI News 24, Al Kaisi rememora aquellos momentos. "Después de 15 días de reclusión me sacaron de la celda y me pusieron una manta con agujeros como vestido. Me ataron con cables eléctricos y me colocaron sobre una caja de cartón. Después me amenazaron con electrocutarme si no colaboraba", explica.

El religioso, que fue arrestado en octubre de 2003, se ha refugiado en Jordania y ha fundado una asociación de víctimas de las prisiones estadounidenses. "Durante tres días me dieron descargas eléctricas. Cada vez que lo hacían sentía que los ojos me salían de las órbitas", explica en la entrevista. Al Kaisi denuncia que los soldados estadounidenses cometían abusos sexuales contra hombres y mujeres, a las que escuchaba gritar "cuando las violaban". Según su testimonio, algunos de los mercenarios que estaban a las órdenes de los estadounidenses eran italianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50