Xavier Folch dimite como director del Institut Ramon Llull

Xavier Folch presentó el pasado lunes la dimisión como director del Institut Ramon Llull (IRL) -organismo adscrito al Departamento de Cultura de la Generalitat que tiene como misión la proyección en el extranjero de la cultura catalana- durante una reunión del consejo de dirección del mismo celebrada en Barcelona. La dimisión le fue aceptada al momento por la consejera de Cultura, Caterina Mieras. En la misma reunión se nombró a Borja Sitjà -director del Festival Grec de Barcelona- como director del programa artístico de la cultura catalana en la Feria Internacional del Libro de Francfort de 2007, el proyecto más ambicioso que tiene actualmente en cartera el IRL.

Ni Xavier Folch ni Caterina Mieras quisieron valorar, en la noche del lunes, la salida del editor del IRL, aunque trascendió que las fuertes desavenencias con la consejera le habían llevado a renunciar al cargo. Fuentes editoriales próximas a Folch -amigo personal del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que fue quien decidió su nombramiento al frente del IRL en mayo de 2004- explicaron que el editor buscaba una autonomía "real" para el instituto y que éste fuera "mucho más activo". Según estas fuentes, no sólo no lo ha logrado en este tiempo, sino que ni siquiera ha conseguido ser nombrado director de la institución de forma oficial.

Ayer sí hubo declaraciones de los dos protagonistas de la crisis, aunque escuetas en ambos casos. Folch -que regresará al Grupo editorial 62- dijo a Catalunya Ràdio que en su día había aceptado el puesto con la intención de que el Ramon Llull "fuese un organismo de máximo relieve institucional, como si fuésemos un país normal, como lo es el Cervantes o como lo es el Goethe. Yo no quería reducirlo a una dirección general de Cultura y, por eso, he defendido tanto como he sabido, aunque con poco éxito, la autonomía del Llull". Mieras, que se vio obligada a valorar la marcha de Folch durante una rueda de prensa sobre la creación de la Barcelona-Cataluña Film Comission, se limitó a agradecer la labor del editor al frente del IRL y a asegurar que el traspaso de poderes al nuevo director será "calmado y ordenado". No admitió más preguntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50