Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Altadis reduce la producción de Ducados Rubio en Cádiz

El comité de empresa afirma que la fabricación se realiza ahora en Francia

La planta de Altadis en Cádiz ha dejado de realizar la mayor parte de la producción de cigarrillos Ducados Rubio, la nueva marca que la empresa tabaquera había encargado en su totalidad a esta factoría desde el año pasado, según denuncio ayer la presidenta del comité, Carmen Pérez. Hace un mes, la fabricación de esta línea fue trasladada a Francia, salvo una pequeña parte que permanece en los talleres gaditanos.

Pérez calificó la medida de "injustificada". La representante de los trabajadores teme que la falta de apuesta de la compañía por su centro en Cádiz, sumada a los problemas generados por la ley antitabaco y la guerra de precios, merme aún más la plantilla, que actualmente es de 330 empleados, tras el último expediente de regulación de empleo.

Según Pérez, la factoría de Cádiz había demostrado ser el centro "más productivo, más organizado, con más medidas de seguridad y con mayor capacidad de adaptarse a los cambios" tras el encargo recibido de fabricar la marca Ducados Rubio. "De la noche a la mañana, nos enteramos que dejamos de producirlos porque se los han llevado a Francia. Cuando preguntamos los motivos, sólo nos dicen que es una decisión de arriba", lamentó.

Los trabajadores de Cádiz se encargaban hasta hace poco de todo el proceso de ligado de los Ducados Rubio. Desde principios de año, sólo realizan la fase del salseado, el momento que permite diferenciar el sabor de una marca a otra. La factoría gaditana mantiene toda la línea de Fortuna, pero la guerra de precios abierta entre las compañías tabaqueras ha provocado una "gran preocupación" en el comité. "Fortuna compite directamente con Malboro y Winston. Si caen las ventas, estamos convencidos de que reducirán puestos de trabajo. Ya lo ha dicho la dirección a los sindicatos. Estamos en un momento muy crítico y el futuro dependerá del mercado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 2006