Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbacho quiere retrasar la división territorial hasta la próxima legislatura

El presidente de la Diputación de Barcelona, el socialista Celestino Corbacho, apostó ayer por retrasar la definición de la división territorial de Cataluña -uno de los objetivos más importantes del programa del Gobierno de Pasqual Maragall- hasta la próxima legislatura, en lugar de abordarla en ésta, tal como prevé el Gobierno de la Generalitat. "Ahora no toca", afirmó Corbacho, que es también secretario de política municipal del Partit dels Socialistes (PSC) y alcalde de L'Hospitalet de Llobregat.

En declaraciones a COM Ràdio, Corbacho consideró que el debate sobre la nueva división territorial se debería abordar una vez que "el Estatuto esté aprobado en referéndum", considerando que sería en la próxima legislatura. "Estoy de acuerdo con el debate territorial, pero cuando toque, y en este momento no toca", sentenció. Corbacho argumentó que no es momento de "meterse en un debate en el que se ve que no habrá un consenso a priori".

Una de las previsiones del Gobierno catalán es que la futura organización territorial divida la Diputación de Barcelona en dos veguerías, una correspondiente al área metropolitana y la otra al resto de la provincia. El municipio de L'Hospitalet tendrá que decidir, cuando se abra la discusión, si continúa en la comarca del Barcelonès o se inscribe en la del Baix Llobregat.

El debate está pendiente ahora de que el Instituto de Estudios Autonómicos emita un informe que "armonice" el contenido de la propuesta gubernamental con el proyecto de nuevo Estatuto de Autonomía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006