Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolivia cree que la revisión de reservas de Repsol YPF facilita su nacionalización

El ministro de Hidrocarburos considera el caso un "fraude contable"

El Gobierno de Bolivia cree que la decisión de la empresa hispanoargentina Repsol YPF de revisar a la baja sus reservas probadas de gas natural supone para el país "un paso gigantesco" hacia la nacionalización de los hidrocarburos. Así lo señaló ayer el nuevo ministro boliviano de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada.

Según el ministro boliviano, la decisión de Repsol YPF está relacionada con la denuncia que él hizo en los pasados días de que la petrolera hispanoargentina había inscrito en la Bolsa de Nueva York como propios los yacimientos de gas del país. En su opinión, el caso se conoce como "fraude contable" en lenguaje técnico.

Repsol YPF anunció el jueves una reducción en sus reservas probadas del 25% (1.254 millones de barriles equivalentes de petróleo). Del total de reservas afectadas, el 52% corresponde a Bolivia, donde la petrolera ha decidido congelar inversiones por valor de 400 millones de euros.

En la conferencia de prensa convocada en Madrid el jueves, el presidente de la petrolera, Antonio Brufau desvinculó la decisión de rebajar la contabilidad de las reservas de la compañía de cualquier posible denuncia efectuada por Bolivia en Estados Unidos.

En su valoración del caso, Soliz Rada aseguró:" me atrevería a decir que, con esta situación que ha ocurrido en Repsol, se ha dado un paso gigantesco en la nacionalización de los hidrocarburos, en la medida en que no son las empresas las que van a determinar el manejo de nuestras reservas, sino que será el Estado nacional el que lo va a hacer". La política energética y el tipo de nacionalización del sector petrolero que aplicará el Gobierno del presidente socialista Evo Morales serán explicados por el mismo mandatario la próxima semana, en un mensaje al país, agregó. Según el ministro Soliz Rada, Repsol YPF puede no ser la única compañía petrolera que haya contabilizado como propias existencias que, en opinión del Ejecutivo boliviano, no les pertenecen.No obstante, admitió que no tiene una confirmación sobre otros casos. A juicio del ministro, el directorio de Repsol YPF en España decidió rebajar sus reservas para "transparentar" su situación en el país andino. Y sostuvo que, a partir de este momento, los bolivianos deben ser "mucho más celosos" y tener conciencia del valor de sus yacimientos de gas en el subsuelo del país, que a juicio del ministro, es de 150.000 millones de dólares (123.660 millones de euros). Pero además, según los informes preliminares del Ministerio de Hidrocarburos, el volumen de los reservas bolivianas subirá en los próximos años "fácilmente a 200 ó 300" billones de pies cúbicos (un pie cúbico equivale a 0,2823 metros cúbicos). Por ello, consideró providencial que Bolivia no hubiese firmado hace casi tres años los contratos de exportación de hidrocarburos a EE UU y México, una iniciativa liderada por el consorcio Pacific LNG, participado por Repsol YPF, British Gas y British Petroleum. Con ese contrato, que se frustró en 2003 por unas protestas sociales alentadas por el entonces dirigente Evo Morales, las firmas petroleras podían inscribir también más reservas a su nombre y manejar en el futuro 150.000 o hasta 600.000 millones de dólares, agregó. Investigación

El responsable de Hidrocarburos confirmó también que la empresa Andina, participada a partes iguales por Repsol YPF y el Estado boliviano, está siendo sometida por la Aduana Nacional a una investigación por indicios de contrabando de combustible y de falsedad ideológica en formularios de exportación. La compañía tiene de plazo hasta el próximo 2 febrero para presentar los descargos sobre las denuncias.

Acerca de la congelación de la inversión anunciada por Repsol YPF de 400 millones de euros, Soliz Rada sostuvo que en "la balanza" debería compararse esa cantidad con los potenciales 150.000 millones de dólares que significan las reservas de gas para el futuro de Bolivia.

La acción de Repsol YPF continuó cayendo ayer en Bolsa, con un retroceso del 3,10% (7,67% el día anterior). El valor del título del grupo petrolero al cierre era de 22,17 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 2006