Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL ESTADO AUTONÓMICO

El modelo pactado presenta similitudes con la propuesta del PP catalán y balear

Los cambios pactados entre el Gobierno y CiU sobre la financiación autonómica presentan numerosas similitudes con la propuesta formulada por Josep Piqué en febrero del pasado año, en un documento titulado Propuestas básicas para la reforma de la financiación de la Generalitat de Cataluña. Lo mismo ocurre con el sistema que reclama el Gobierno balear, con mayoría absoluta del PP.

- Inversiones. La propuesta de Piqué ponía el énfasis en "un incremento sustancial de las inversiones del Estado en Cataluña, a través de mecanismo tales como convenios a largo plazo entre la Generalitat y los ministerios más relevantes. El acuerdo final recoge el guante: el Estado se compromete a invertir en Cataluña una cantidad equivalente al peso de la economía catalana en el conjunto del Estado, el 18,5% del PIB. Además de aportar una cantidad adicional que oscilará entre los 2.600 y los 3.000 millones de euros en los próximos siete años para paliar el déficit actual de infraestructuras.

- Agencia tributaria. Piqué abogaba por crear "la Agencia Tributaria de Cataluña", en régimen de "consorcio" con la estatal. Ésa ha sido exactamente la fórmula elegida.

- Modelo federal. El líder del PP catalán se decantó hace casi un año por "un modelo basado en la corresponsabilidad fiscal, de base federal", que permita que los ingresos de las comunidades "sean, mayoritariamente, independientes de las transferencias del Estado". El incremento de los porcentajes cedidos del IRPF, el IVA y los impuestos especiales va en esa misma línea. Piqué abogaba, además, por introducir criterios correctores como los flujos migratorios o el coste de la vida en el cálculo de las necesidades de financiación de las comunidades, tal y como al final se ha acordado.

- Baleares. El Ejecutivo del PP pedía una agencia tributaria propia consorciada con la estatal, que gestionara el 50% del IRPF, IVA e impuestos especiales, e incluso una parte del de sociedades. Y una redefinición del mecanismo de solidaridad. La mayor parte de la propuesta balear era una copia literal de la formulada por Piqué. El responsable de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, calificó esta propuesta como "de máximos", sin rechazarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006