Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

DaimlerChrysler suprimirá 6.000 empleos administrativos en todo el mundo durante los próximos tres años

El grupo automovilístico germano-estadounidense DaimlerChrysler anunció ayer una reducción del 20% de su personal administrativo en todo el mundo. El grupo quiere eliminar 6.000 puestos de trabajo para hacer su estructura administrativa más eficiente y competente. En los niveles más altos de la administración la reducción alcanzará el 30%. Los planes, que costarán 2.000 millones de euros a lo largo de los próximos tres años, incluyen una reestructuración de la sede central en Alemania.

Ésta se basará en bajas voluntarias y jubilaciones anticipadas, ya que el convenio colectivo vigente impide que haya despidos hasta el año 2012. La cúpula directiva se tendrá que mudar de la actual central de Stuttgart-Möhringen a la fábrica principal, en Stuttgart-Untertürkheim, de modo que el grupo tendrá en el futuro dos centrales: Untertürkheim y Auburn Hills, cerca de Detroit (Estados Unidos).

Además, se integrarán y centralizarán los departamentos de finanzas y control, personal y estrategia, para evitar solapamientos y tareas dobles. El Consejo de Administración se ha reducido ya de 12 a 9 miembros en el mismo intento por reducir gastos. En total, se pretende ahorrar gastos de administración de 1.500 millones de euros anuales, que se traducirán en unos beneficios netos de mil millones más al año.

El comité de empresa se mostró de acuerdo con el reordenamiento de funciones en el Consejo de Administración, pero protestó por la reducción de personal, que se suma a los 8.500 puestos de trabajo que se reducirán en el Mercedes Car Group (que incluye Mercedes, Smart y Maybach), y que la empresa anunció el pasado septiembre. Con estas medidas de recorte da sus primeros pasos el nuevo presidente del grupo, Dieter Zetsche, que asumió su cargo a comienzos de año al sustituir en el cargo a Jürgen Schrempp.

Las Bolsas reaccionaron con rapidez al anuncio del recorte y sus acciones registraron un aumento del 3,8% en Francfort. Un tirón que se trasladó a Nueva York donde empezaron la sesión con una subida del 4,31%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 2006