Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

Europa abandona la industria

Un informe de Eurostat señala que los países de la UE deslocalizan sus empresas y apuestan por el sector servicios

La industria europea se deslocaliza, constata una vez más un informe de Eurostat, la agencia estadística de la Unión Europea (UE). El empleo industrial desciende, salvo en los países recién incorporados a la UE, y asciende el del sector servicios. De las 25 regiones europeas en las que entre 1999 y 2004 creció el empleo relacionado con las altas tecnologías, ocho eran españolas.

Entre 1999 y 2004, el empleo en el sector industrial tradicional descendió un 1,2% en los 25 países miembros

En 2004, 130 millones de personas de los 25 países que forman parte de la Unión Europea (UE) trabajaban en el sector servicios (66,9%), mientras que sólo 36 millones (18,7%) estaban empleados en industria, según un informe reciente de Eurostat, la agencia estadística de la UE. El documento analiza la evolución del empleo europeo entre 1999 y 2004.

La primera conclusión es que la industria europea traslada fábricas a otros países. Se deslocaliza. Entre 1999 y 2004, según la tasa media de crecimiento anual de la UE, el empleo del sector industrial tradicional (automóviles, bienes de equipo...) descendió un 1,2%. En el mismo periodo, el relacionado con la industria de alta tecnología decreció todavía más: un 2%. "Las empresas se están llevando fuera de la UE sus industrias, o lo están haciendo a países recién incorporados a la UE. Normalmente, en Europa la compañía deja la parte comercial y de I+D, mientras que la fabricación se lleva fuera", explica Salvador Aragón, director de estudios de Infoempleo.

En cambio, el empleo en el sector servicios creció en la UE un 1, 9% entre 1999 y 2004. Y sobre todo se crearon en el sector servicios puestos cualificados (consultoría, ingeniería, abogacía...) y específicamente relacionados con las altas tecnologías. "En los últimos cinco años se ha recuperado el sector de las telecomunicaciones y el de la consultoría y eso se nota en la creación de empleo", explica Aragón.

Alemania es el país que lidera el empleo de la industria tecnológica de grado medio y alto con 8,2 millones de personas trabajando en este sector. Le siguen Italia (4,9 millones de trabajadores); Francia (4,1 millones); Reino Unido (3,8 millones) y España (3 millones).

En términos relativos, Eslovenia lidera el empleo industrial (28,6% del total de puestos de trabajo), seguida de la República Checa (27,2%) y Eslovaquia (26,9%). "Son países que se han incorporado hace pocos años a la UE. El hecho de que tengan mucha industria y poco empleo relacionado con los servicios es un síntoma de que aún tienen que desarrollarse. Un país pasa a una mejor economía si predomina el sector servicios", continúa Aragón.

En estos países de reciente incorporación a la UE, todos situados en el cinturón alemán, ha aumentado el trabajo industrial porque sus costes laborales son menores y se han visto favorecidos por la deslocalización de las empresas alemanas.

Por regiones, el centro y la periferia de Londres, Estocolmo y Oslo, lideran en términos absolutos la creación de puestos de trabajo ligados a los servicios (en cuanto a empleo cualificado). Y un dato que favorece a España: de las 25 regiones europeas en las que creció el empleo relacionado con las altas tecnologías, ocho eran españolas (Murcia, Asturias, Aragón, Canarias, Extremadura, Andalucía, País Vasco y Madrid).

"Hay una diversificación de la creación de puestos de trabajo relacionados con la alta tecnología, y eso es buena señal porque significa que ya no se concentran sólo en Madrid y en Barcelona", asegura Aragón. "Europa genera cada vez más empleo cualificado en los servicios. En cuanto a la deslocalización, las empresas llevan, por ejemplo, a China la fabricación, que no requiere mucha tecnología", agrega el Director de Estudios de Infoempleo.

La estadística de Eurostat favorece a un pequeño país recién llegado a la UE: Malta. Es el que mayor porcentaje de empleo de alta tecnología tiene, seguido de Irlanda y de Hungría. "Éste es un ejemplo de la deslocalización que sufre la industria en los países que llevan más tiempo en la UE. Por ejemplo, muchos han decidido trasladar sus industrias de alta tecnología a Malta porque les sale más barato pero a la vez es un país cercano", señala Aragón. España, en cuanto a puestos de trabajo relacionados con la alta tecnología está en un nivel muy bajo. Tan sólo un 1% de la población activa trabaja en este sector, según el informe de Eurostat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006