Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía recupera la 'Saliera' de Benvenuto Cellini

La policía austriaca encontró ayer la Saliera de Benvenuto Cellini, obra maestra de orfebrería, que había sido robada del Museo de Historia del Arte de Viena en mayo de 2003. El hallazgo del salero de oro, cuyo valor se calcula en 50 millones de euros, fue posible después de que un sospechoso, cuya foto fue publicada por los medios de comunicación, se pusiera en contacto con la policía. La Saliera, escultura de 26 centímetros creada en oro, ébano y esmalte por encargo del rey Francisco I de Francia entre 1540 y 1543, es la única obra de orfebrería que queda del florentino Cellini. Por su valor inigualable le llaman la "Mona Lisa de la orfebrería". Es una alegoría del planeta Tierra en estilo manierista, que representa a Neptuno con su tridente, entrelazado con la diosa Tierra.

El viernes pasado, la policía dio una conferencia de prensa para comunicar que un presunto chantajista que pedía 10 millones de euros por el rescate de la Saliera les había hecho llegar el tridente, la única pieza desmontable de la escultura. También se comunicó oficialmente que un intento de entrega del objeto robado a principios de noviembre fracasó, pero, no obstante, permitió a las fuerzas del orden dar con las pistas de un sospechoso "cercano al círculo de los autores del delito", cuya foto fue divulgada el mismo viernes por los medios de comunicación . Al verse retratado, el presunto chantajista reaccionó de inmediato y llamó por teléfono a la policía -según las primeras informaciones lo hizo para protestar contra la publicación- , fue arrestado y reveló el escondite. La obra de arte se encontraba en una caja en un bosque en la región de Waldviertel, al noroeste de Viena. Según los expertos, la escultura es efectivamente la auténtica y no ha sido estropeada. "Éste es el momento más hermoso de mi vida", comentó el director del Museo de Historia del Arte, Wilfried Seipel.

La sustracción de la Saliera, fue el mayor robo de una obra de arte en Austria. Los ladrones treparon el 12 de mayo de 2003 por un andamio, rompieron una ventana del museo y se apoderaron del precioso salero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de enero de 2006