Reportaje:FITUR | NOVEDADES EUROPA

Sinfonía de goles y colores

El Mundial de fútbol, Mozart y Rembrandt marcan las citas de 2006

Europa es el motor del turismo mundial. De más de 500.000 millones de euros que pone en juego cada año la zarabanda turística, la mitad se mueven en Europa. Para ello, el continente cuenta con bazas importantes: la diversidad de paisajes y de climas; el mosaico humano y cultural de su territorio, a pesar de no ser tan extenso; su increíble acumulación artística. Y, por supuesto, factores pragmáticos que favorecen su holgada posición, como son la seguridad, la comodidad o la facilidad de transporte y comunicación.

Pero hay algo diferencial que Europa viene explotando de forma creciente, y es su bagaje histórico. El llamado turismo cultural es algo más que un subapartado -todo es cultura, en definitiva-, y los países europeos tienen un filón inagotable, no ya en sus tesoros inmuebles, sino también en el patrimonio inmaterial y sus creadores. Los aniversarios llevan pinta de convertirse en una plaga, o en una rutina. Pero resultan, mueven gente, dan dividendos. Así que no se prevén cifras demasiado redondas para armar las efemérides.

El centenario de Cézanne comportará una gran exposición en el parisiense Museo d'Orsay (del 28 de febrero al 28 de mayo), pero también en su ciudad natal de Aix-en-Provence (del 9 de junio al 17 de septiembre), una de esas delicadas ciudades francesas que merecen un reposado descubrimiento
Croacia, Eslovenia, Eslovaquia, Serbia, las repúblicas bálticas: países a descubrir, en buena medida, para el mercado establecido; destinos apetecidos por el turismo joven, pues resultan relativamente baratos y acogedores
Más información
Mil y un viajes muy tentadores

Años temáticos

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Son bastante redondos los dos años temáticos que sobresalen en el horizonte de este 2006: el Año Rembrandt, en Holanda -400 años de su nacimiento (ver página 8)-, y el Año Mozart, una lotería mejor repartida, ya que no sólo festejarán al genio las ciudades austriacas de Salzburgo, donde nació (hace 250 años) y trabajó, o Viena, donde trabajó y murió; también lo harán varias urbes alemanas, Praga e incluso Londres, ya que todas ellas acogieron en algún momento a la persona e inspiración del músico (ver página 6).

Otro genio de la música menos difundido es el húngaro Béla Bartók, de cuyo nacimiento se cumplen 125 años. Bartók es un eslabón precioso entre el gran caudal clásico y la música nueva, la que rompía la tonalidad; su obra no es tan copiosa como la del salzburgués, desde luego, pero no hay una sola obra de Bartók que no sea maestra. El Año de Bartók (www.hungriaturismo.com) tendrá especial resonancia en su Hungría natal, donde se reabre al público en Budapest la casa-museo en que vivió y compuso entre 1932 y 1940 (www.bartokmuseum.hu), se celebrarán muestras como la de la Galería Vizivárosi (In memoriam Bartók) y se le tendrá muy presente en conciertos y festivales como el Miskolc Opera Festival (www.operafesztival.hu), el Festival de Primavera de Budapest (www.festivalcity.hu) o el Festival de Verano de la capital (www.viparts.hu). Hungría es un país inquieto: en Beyenzé, cerca de la frontera con Austria y Eslovaquia, está prevista la construcción de EuroVegas, un gran complejo de ocio; los Estudios Korda, en Etyek, estarán entre los mayores de Europa, y Pest se postula como candidata a capital europea de la cultura en 2010.

Literatura y pintura

También los escritores tendrán su porción de nostalgia: Noruega celebra el centenario de la muerte de Henrik Ibsen (1822-1906) con la reapertura, en Oslo, de un museo dedicado a él, así como un apretado calendario teatral y musical (www.ibsen2006.no). Precisamente uno de los acontecimientos del festival internacional de Bergen (octubre) será un montaje de Peer Guynt a cargo del español Calixto Bieito. La obra, para la cual compuso música incidental Edward Grieg, fue escrita por Ibsen en su primera época, cuando la filosofía de Kierkegaard y una estancia en Italia agitaban su inspiración; sólo más tarde llegaría otro tipo de madurez, el compromiso con la temática social y el visionario inconformismo radical de sus personajes femeninos -ojalá vuelvan con esta excusa obras como Casa de muñecas, Hedda Gabler o Un enemigo del pueblo, que sin duda ayudaron, no hace tanto, a nuestra propia madurez.

Dos escritores ingleses, bien diferentes, serán jaleados en su tierra: con motivo del 400º aniversario del estreno de Macbeth, por parte de la compañía The King's Men, que dirigía el propio Shakespeare, en el Globe Theatre de Londres se montará la obra en el rehecho Globe del South Bank londinense, aparte de otras celebraciones que durarán todo un año (de abril de 2006 a abril de 2007: www.rsc.org.uk, www.shakespeares-globe.org). Y se rememora el 30º aniversario de la muerte de Agatha Christie, sobre todo en la región del West Country, donde sigue estando su casa; La ratonera lleva 54 años ininterrumpidos sobre el escenario del teatro londinense de Saint Martins, y también se puede ver actualmente en el teatro Muñoz Seca, en Madrid.

Inglaterra aprovecha cualquier excusa para mover a la gente: música, modas y también cine; El código da Vinci (estreno en mayo), James Bond (Casino Royale) y los dos últimos filmes de Woody Allen (Match point y Scoop) tientan con sus escenarios de película a visitar el país (www.visitbritain.com/es). La cita es obligada en todo caso para gays y lesbianas en junio (del 17 al 30), con motivo del Europride 2006, en Londres, que reunirá a un millón aproximado de participantes; la siguiente cita, ya se sabe: en Madrid.

Otro centenario en Francia: el de la muerte del pintor Paul Cézanne (1839-1906). Como Bartók en la música, Cézanne es también un personaje clave entre la gran tradición pictórica y el vértigo de las vanguardias históricas; no sólo se ve en su limpieza cromática y de líneas una de las fuentes del cubismo, sino también de la pura abstracción. El centenario de Cézanne comportará una gran exposición en el parisiense Museo d'Orsay (28 febrero-28 de mayo), pero también en su ciudad natal de Aix-en-Provence (del 9 de junio al 17 de septiembre). Aix-en-Provence es una de esas urbes francesas un poco olvidadas que bien merecen un reposado descubrimiento, mejor si es coincidiendo con su extraordinario festival de ópera.

Destinos en auge

Algunos países europeos lo que celebran es su reciente irrupción en el cotarro turístico más animado. Es lo que ocurre con algunos de los llamados países del Este, como Croacia, Eslovenia, Eslovaquia, Serbia, las repúblicas bálticas: países a descubrir, en buena medida, para el mercado establecido; destinos especialmente apetecidos por los jóvenes por eso mismo, y porque resultan relativamente baratos y acogedores.

Esto último podría predicarse todavía de la República Checa, que, al margen del destino estrella de Praga, esconde ciudades secretas, riquísimas de colorido y arte -como Olomouc, Kromeriz y Litomysl-, donde una decente comida cuesta casi lo mismo que aquí un aperitivo. El pasado año entraron en el país casi ocho millones de turistas (de ellos, más de 200.000 españoles), atraídos por el arte, el jazz en vivo, la cerveza y otras artimañas para hacer amigos. Polonia es igualmente un país amigable y relativamente barato, con muchas más regiones y ciudades tentadoras -como Poznan o, en la región de Silesia, Wroclaw y Jelenia Gora- que las habituales Cracovia, Varsovia y circuitos adyacentes (www.visitapolonia.org).

Clásicos renovados

Rara es la nación europea que no blande algún reclamo para sumarse a la puja turística. Bélgica anuncia la reapertura, en primavera, del Atomium, esa molécula de hierro aumentada 150 millones de veces y convertida en icono urbano desde que diseñara su estructura el arquitecto André Waterkeyn, con motivo de la ya lejana Exposición Universal de Bruselas de 1958. La verdad es que el país no necesita excusas: sus ciudades medievales intactas y su increíble patrimonio modernista la hacen siempre apetecible (www.flandes.net). Otro país crecido como la espuma en el escaparate europeo, por su arquitectura y su diseño, pero también por sus paisajes y cordialidad, es Finlandia (www.visitafinlandia.com).

Todo vale, en fin, incluso el deporte. Italia calienta motores para los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín, del 10 al 26 de febrero (más los IX Juegos Paralímpicos de Invierno, del 10 al 19 de marzo), así como el extenso programa de ItalyArt, una olimpiada cultural paralela (www.torino2006.org). Alemania echará el resto en los Mundiales de Fútbol (ver apartado), y, por su parte, Irlanda sumará a sus otros reclamos la Ryder Cup, el prestigioso torneo de golf que se celebrará en septiembre.

Aix-en-Provence (en la foto), ciudad natal de Paul Cézanne (1839-1906), programa de junio a septiembre una exposición por el centenario de la muerte del pintor.
Aix-en-Provence (en la foto), ciudad natal de Paul Cézanne (1839-1906), programa de junio a septiembre una exposición por el centenario de la muerte del pintor.J. P. LESCOURRET

MUNDIAL DE FÚTBOL: "UN CORAZÓN NO ES UN BALÓN"

LA CELEBRACIÓN de la FIFA World Cup 2006 (Mundiales de Fútbol) en un país de tanta solera cultural como Alemania está claro que no podía reducirse a un acontecimiento meramente deportivo. Sobre todo teniendo en cuenta que se espera una avalancha de tres millones y medio de turistas, más o menos, directamente atraídos por el fútbol.Para empezar, algunas infraestructuras y estadios creados o acondicionados para la ocasión son dignos de consideración en sí. Tal ocurre con el Allianz Arena, diseñado por el estudio Herzog y De Meuron para Múnich, donde tendrá lugar el partido inaugural el 9 de junio, y con el Olympiastadium de Berlín, originalmente diseñado por Werner March para los Juegos Olímpicos de 1936, remodelado durante cuatro años por el estudio Gerkan, Marg and Partner y reinaugurado en 2004, con tiempo suficiente para someterlo a prueba y ponerlo a punto. En este estadio, con capacidad para 74.000 espectadores, estaba prevista la ceremonia inaugural, con 7.000 participantes concertados por el coreógrafo americano Philippe Decouflé, pero la gala parece definitivamente suspendida; no así el encuentro final, claro, el 9 de julio. Otras sedes serán las ciudades de Dortmund, Hamburgo, Stuttgart o Leipzig.Aparte de las retransmisiones por radio o televisión, los turistas que estén en Berlín durante esos días podrán seguir los encuentros, sin pagar un euro, en las pantallas gigantes que se instalarán junto a la Puerta de Brandeburgo (donde habrá una maqueta del estadio olímpico a escala 1:10); en el Sony Centre de la vecina Potsdamerplatz, junto al Kulturforum y la Neue Nationalgalerie, y en otros puntos clave del Berlín Oeste.Entre los múltiples actos de índole cultural que acompañarán al calendario deportivo destacan una cumbre literaria en Berlín, varias exposiciones en el Martin Gropius Bau, el estreno del ballet Vespero en la Staatsoper Unter den Linden y del "oratorio futbolístico" In der tiefe des Raumes (En la profundidad del campo), de Moritz Eggert, en la Ópera Cómica de Berlín, así como el espectáculo Ein Herz ist kein Fussball (Un corazón no es un balón), en la KulturBrauerei de la Schönhauser Allee.- www.berlin.de/fifawm2006.- www.FIFAworldcup.com.- www.alemania-turismo.com.

CITA EN HELSINKI

CITY BREAK es un nuevo evento, una feria turística, que refleja el constante crecimiento de las ciudades como destino turístico y que servirá como foro de negocios y lugar de encuentro para operadores y especialistas en el sector. La organizadora de ferias Reed Travel Exhibitions ha elegido Helsinki como sede del primer City Break, por la calidad de sus hoteles, su interesante e innovadora oferta cultural y de ocio, sus buenos accesos internacionales y porque se ha convertido en poco tiempo en una de las capitales más visitadas. El primer City Break tendrá lugar entre los días 12 y 16 de junio de 2006, y cada año se desplazará a una ciudad diferente (www.citybreakexpo.com).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS