La policía del Ulster investigará 1.800 asesinatos sin resolver

La policía norirlandesa empezará el lunes la investigación de más de 1.800 asesinatos ocurridos durante los disturbios del Ulster que nunca han sido resueltos. El conflicto entre católicos y protestantes ha costado la vida a más de 3.000 personas, tanto en la isla de Irlanda como en Gran Bretaña e incluso en África del Sur.

El Equipo de Investigaciones Históricas, creado en marzo del año pasado por el Gobierno de Londres, empezará a estudiar los 100 primeros casos. Dirigido por David Cox, comandante retirado de la Policía Metropolitana de Londres, el equipo está formado por un centenar de detectives y personal de apoyo y cuenta con un presupuesto de algo más de 35 millones de euros para los próximos cuatro años.

El objetivo no es tanto castigar a los culpables cuanto ayudar al proceso de reconciliación entre ambas comunidades aclarando las muertes nunca atribuidas. Además de con una voluntad esclarecedora que en el pasado no siempre acompañó a los investigadores, la policía cuenta ahora con técnicas modernas de análisis de pruebas, como la del ADN, que se aplicarán sobre centenares de ellas almacenadas durante años.

Pero aunque el ministro británico para Irlanda del Norte no ha descartado que alguno de ellos acabe en la cárcel, los Gobiernos de Londres y Dublín y los partidos políticos se han puesto de acuerdo para que las penas no excedan los dos años. Se trata de asesinatos cometidos antes de que se firmaran los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, cuya aplicación ha permitido poner en libertad a los criminales que se han acogido al proceso de paz.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50