Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía carece de documentos desde 1992 sobre la escultura de Serra extraviada

El museo y la policía buscan pistas en torno a la desaparición de la pieza de 38 toneladas

La dirección del Museo Nacional Reina Sofía y la policía judicial carecían ayer de información sobre el paradero de la escultura Equal-Parallel / Guernica-Bengasi, de 38 toneladas de peso, realizada por el artista estadounidense Richard Serra en 1986. La última documentación disponible es de 1992, el año en que se produce la quiebra de la empresa Macarrón, SA, que tenía depositada la pieza en su nave de Arganda del Rey (Madrid) desde noviembre de 1990. "Es un delito contra el patrimonio del Estado", afirma la directora del museo, Ana Martínez de Aguilar.

El Reina Sofía contó ayer el caso Serra en una nota informativa ante "la negativa de devolución por parte de una empresa de almacenaje de obra de arte" de la escultura de Richard Serra (San Francisco, 1939), una pieza concebida para los comienzos del museo, cuando funcionaba como centro de arte. La escultura formó parte de la exposición Referencias: un encuentro artístico en el tiempo, entre mayo y septiembre de 1986, comisariada por Carmen Giménez, y en abril del año siguiente fue adquirida al artista por el Ministerio de Cultura por 450.000 marcos alemanes (36 millones de pesetas).

En marzo de 1988, al carecer el centro de un lugar adecuado para su almacenaje, por el peso y tamaño de la escultura, se deposita en la empresa Fluiters, SA. La nota del museo señala que la pieza vuelve al Reina Sofía a partir del 31 de octubre de 1990, con motivo de la inauguración del museo nacional, para compartir el espacio de la mayor sala, la A1, en la planta baja, con otras esculturas de Anish Kapoor y Barnett Newman. "Entre el 22 y el 25 de noviembre de ese año se realiza el desmontaje y posteriormente se deposita en la empresa Macarrón, SA".

El Reina Sofía señala que, según la documentación disponible en sus archivos, "en el año 1992 la obra continúa almacenada en la empresa especializada Macarrón, SA". La actual directora del museo, Ana Martínez de Aguilar, plantea un nuevo plan museológico centrado en la colección permanente, y se analizan todos los fondos y depósitos del museo. "En octubre de 2005, la obra de Serra se reclama a Macarrón, SA, donde estaba depositada y se encuentran dificultades para su retorno, puesto que el titular de la empresa manifiesta desconocer su paradero".

El paso siguiente, "dada la gravedad de la situación", es informar al Ministerio de Cultura, "que encarga una investigación interna al gerente del museo". Con las conclusiones de este informe, y siguiendo sus recomendaciones, el subsecretario de Cultura, Antonio Hidalgo, remite el caso a la Brigada de Delitos contra el Patrimonio Histórico de la Policía Judicial "para investigar si hay algún tipo de actuación ilícita o constitutiva de delito".

La policía investiga desde finales del año pasado. "Hemos avanzado poquito a poquito", señaló ayer una fuente de la investigación, que destaca la dificultad del caso por el tiempo transcurrido, la desaparición de la empresa y el cambio de actividad de la nave donde la empresa depositó la escultura de Serra, que, según la ficha técnica, se compone de cuatro bloques de acero con un peso total de 38 toneladas.

La empresa Macarrón, SA, se declara en quiebra en 1992 y sus bienes son embargados en 1998. El Reina Sofía dispone de documentación sobre la obra almacenada hasta 1992, y está "perfectamente identificada y localizada" en 1993, según la directora de entonces, María Corral, que realiza en esa fecha el inventario del museo.

La gerencia del museo confirmó ayer que el titular de la empresa, Jesús Macarrón Jaime, figura con el mismo cargo en la empresa actual Martínez Macarrón y Asociados, SL. La portavoz de esta firma (que figura como Macarrón, Martínez y Asociados, SL, creada en 1997), Juliana Macarrón, desmintió cualquier vinculación con la empresa que guardaba la obra de Serra.

La escultura se almacenó fuera del museo en 1990, siendo director Tomàs Llorens; desde entonces han pasado por la dirección María Corral, José Guirao y Juan Manuel Bonet. El pasado martes, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, comentó la situación en la reunión del patronato, y la directora, Martínez de Aguilar, ha trasladado los hechos a Serra, que se encuentra "tristísimo". "Me llama la atención que no se pueda rescatar esa pieza y, aunque sin noticias, confío en que ocurra", declaró la directora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de enero de 2006