Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última regidora del PP, condenada por prevaricación

No es la primera vez que el PP de Chinchón se ve envuelto en problemas. Ana María Magallares, alcaldesa popular de Chinchón hasta 2002, dimitió en cumplimiento de una sentencia de ocho años de inhabilitación. Tras producirse la renuncia, el sillón de concejal de Magallares fue ocupado por otro miembro de la lista electoral del PP, Francisco José Grau, que, a su vez, había sido denunciado por la promotora Punor, que en 2000 construía viviendas unifamiliares en la localidad. El Ayuntamiento paralizó las obras y la empresa presentó una querella por entender que tal paralización escondía "intereses personales", dijo entonces Isabel Montes, concejal que ahora apoya al PP para recuperar la alcaldía.

Magallares fue condenada por no convocar una comisión de cuentas que el pleno había aprobado. Posteriormente, en julio de este año, la condena fue ratificada por el Supremo.

Finalmente, la ex alcaldesa fue contratada por el Ayuntamiento de Alcalá, también del PP, como asesora de turismo. "Es un cargo de confianza, lo que hace su nombramiento compatible con la pena impuesta por el tribunal", afirmaron desde el gobierno alcalaíno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2006