El Gobierno iraquí trata de convencer al juez de Sadam de que no dimita

Agencias

Miembros del Gobierno iraquí trataban ayer de convencer al juez principal del juicio contra Sadam Husein, Rizgar Amin, de que reconsidere su decisión de dimitir en protesta por las presiones que recibe el tribunal. Responsables de los ministerios de Justicia y Derechos Humanos se desplazaron hasta la ciudad septentrional de Suleimaniya, en el Kurdistán iraquí, para intentar convencer a Amin en su propia residencia, según una fuente del tribunal.

El Gobierno confirmó ayer que ha recibido la carta de dimisión del juez, según un portavoz del primer ministro, que no precisó si será aceptada. Sin embargo, asegura en un comunicado, que la dimisión de Amin, presidente del alto tribunal penal, se debe a "razones personales y no a presiones del Gobierno". La nota añade que "el Gobierno no interfiere nunca en asuntos judiciales", y que el juicio contra el dictador iraquí se reanudará el próximo día 24, como estaba previsto.

Más información

Por otra parte, la comisión de la ONU que investiga las impugnaciones sobre las elecciones iraquíes del pasado 15 de diciembre, presentadas principalmente por suníes y chiíes laicos, ha pospuesto hasta el jueves próximo el anuncio de sus conclusiones. Así lo informó ayer Farid Iyar, uno de los responsables de la Comisión Electoral Independiente de Irak, que supervisó las elecciones y cuyos resultados parciales han dado como ganadora a la Alianza Unida de Irak (AUI, chií confesional), aunque un mes después aún no se han anunciado los resultados oficiales. El responsable iraquí dijo también que es probable que la comisión anuncie el informe definitivo fuera de Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50