OBRAS CON RETRASOS Y TRABAJOS SIN EMPEZAR / Y 5

Los corredores del Mediterráneo no acaban de arrancar

El frente marítimo de Tarragona se halla paralizado desde el momento de su anuncio

El sur de Cataluña está cruzado por dos grandes ejes que sirven para unir el Levante y Andalucía con el resto de Europa. Son la autopista AP-7, pendiente de ampliación con un tercer carril, y la nacional 340, que tiene que ser desdoblada, pero la obra no acaba de arrancar. El corredor ferroviario tiene el Euromed, pero las obras complementarias están casi paralizadas. Pero lo más parado de todo es el frente marítimo de Tarragona.

La plataforma para el tren Barcelona-Valencia pensada para eliminar los trenes que circulan por núcleos habitados es hoy un camino de tierra.
El Ayuntamiento de Tarragona presentó un plan de reforma del frente marítimo soterrando vías y construyendo pisos, parques y equipamientos.

- Nacional 340. El estudio informativo de la variante de la carretera N-340 (que recorre todo el litoral mediterráneo) entre Vila-seca y Vandellòs está hecho desde 1999. Aún no han comenzado los trabajos, pese a ser una obra reivindicada desde hace décadas porque el actual trazado discurre por el interior de localidades como Cambrils y Miami Platja, y constituye una barrera urbanística para estos municipios en crecimiento. Fomento ha dividido el proyecto en tres subtramos. El 29 de noviembre pasado, el ministerio adjudicó el primero, de 7,6 kilómetros, por 33 millones de euros, aunque no informó del plazo de ejecución, y sacó a concurso los otros dos. El resto de la vía sigue sin ser desdoblada.

- El corredor del Mediterráneo. La doble vía de tren entre Valencia y Barcelona comenzó a construirse en la provincia de Tarragona en el año 2000. Se trataba sólo de los trabajos previos, los de elaboración de la plataforma donde se colocarán los raíles, las vallas y los sistemas de seguridad. Esta doble vía, diseñada para soportar velocidades de más de 200 kilómetros por hora y pensada para eliminar los trenes que circulan por núcleos habitados como Salou o Cambrils, es hoy un camino de tierra aprovechado por ciclistas y atletas. "La plataforma lleva dos años hecha y la lluvia y la vegetación la están degradando", señala el alcalde de Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant, Josep Castellnou. La plataforma comienza en el complejo de las centrales nucleares y termina en Cambrils. El Ministerio de Fomento adjudicó en noviembre el tramo que falta hasta la estación de Vila-seca. Luego habrá que adjudicar la conexión con la línea de alta velocidad Madrid-Lleida-Barcelona en Perafort. El tramo entre Vandellòs y Tarragona es el único de vía única del corredor del Mediterráneo y periódicamente ocurren accidentes mortales en sus pasos a nivel.

- Fachada marítima. En plena campaña electoral para las pasadas municipales, el Ayuntamiento de Tarragona presentó un proyecto para reformar la fachada marítima de la ciudad. Había que soterrar las vías del tren y, en el terreno liberado, construir pisos, parques y equipamientos. El dibujo lo hizo el gabinete de arquitectos de Ricardo Bofill y costó un millón de euros. El pasado octubre, Generalitat y Ayuntamiento crearon una comisión mixta presidida por el primer consejero, Josep Bargalló, para impulsar esta obra. El primer paso es que el Ayuntamiento presente un proyecto. Aún no lo ha hecho.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- Eje diagonal. En la C-15 (Vilanova-Igualada-Manresa) el retraso es superior a cinco años. Si el anterior Gobierno, de CiU, se planteó el nuevo trazado tramo por tramo, ahora el tripartito prefiere una actuación global, un cambio de criterio que ha contribuido al retraso. También han influido los cambios efectuados en el proyecto inicial.

- Variante de Vallirana. Hace 25 años que Vallirana solicita la construcción de la variante de la N-340, al igual que el municipio vecino de Cervelló. Mientras que esta última población logró inaugurarla hace tiempo, Vallirana continúa sin carretera. La población vio con gran esperanza como se iniciaban las obras hace un año y medio. Pero la pasada Semana Santa se paralizaron. El Ministerio de Fomento ha comunicado que realizará estudios sobre el subsuelo, ya que las empresas que trabajan en la zona han detectado minas de plomo y yeso. Por el momento, el informe no se completará hasta el próximo verano. La variante debía estar acabada en 2007. No lo estará por lo menos hasta 2009.

- Centro de mercancías. Otro proyecto que aún no se ha puesto en marcha es el centro integral de mercancías de L'Arboç (Baix Penedès), una plataforma logística que el anterior Gobierno, que llegó a expropiar los terrenos afectados, contaba acabar en 2004. Con el relevo, el proyecto se revisó para reducir sus dimensiones. El plan definitivo se espera para 2006.

Han colaborado en esta información Francesc Arroyo, Sílvia Marimon, Cristina Perales, Pere Lobato, Oriol Aymí, Glòria Ayuso, Lluís Visa, Gerard Bagué y Enric Badia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS