Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Castells busca un acuerdo intermedio entre los partidos catalanes y el PSOE sobre financiación

El consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, defendió ayer en rueda de prensa la creación de una agencia tributaria catalana que gestione "todos los tributos que corresponden totalmente a la Generalitat" y apuntó que "existen fórmulas como el consorcio, y otras" para que el Gobierno catalán participe también en impuestos compartidos con el Ejecutivo central.

Con estas palabras, Antoni Castells buscó el punto intermedio entre lo acordado el lunes por los partidos del Gobierno tripartito catalán y Convergència i Unió (CiU) -que apuestan por la creación de una agencia única- y la postura del PSOE. Los socialistas plantean la creación un consorcio, al margen de las agencias tributarias, que gestione los impuestos compartidos, como el IRPF.

El consejero catalán se mostró partidario de estudiar "puntos intermedios" entre el proyecto del Estatuto catalán, que calificó de "muy ambicioso", y la contraoferta del PSOE, que juzgó "muy limitadora". "La agencia consorciada es una de las posibilidades", apuntó Antoni Castells en declaraciones a los medios, si bien recalcó que no concretará su postura porque ello significaría "ceder antes que los demás" o llegar a la negociación con "condiciones irrenunciables".

Preguntado sobre la agencia única, Castells se limitó a señalar: "Yo, con lo que estoy de acuerdo, es con el documento que el presidente de la Generalitat entregó" el martes a los líderes de los partidos catalanes que negocian la reforma estatutaria.

Ese texto recoge los ocho puntos fundamentales para cerrar un acuerdo sobre financiación, para los que, según el consejero catalán, "existen posibles vías de aproximación". "Si no hubiese voluntad de moverse, no sería posible un acuerdo porque hoy las posturas están muy alejadas", agregó.

De hecho, en el documento redactado por el propio Castells, y que Maragall distribuyó el lunes a los líderes políticos catalanes, ya se defendía como "solución mínimamente satisfactoria" esta dualidad de administración tributaria.

El consejero catalán evitó pronunciarse sobre las declaraciones del presidente de Extremadura, el socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que advirtió de que puede haber Estatuto pero no incluiría el reconocimiento de Cataluña como nación ni agencia tributaria propia.

Para Castells, la ronda de contactos del Gobierno central con los partidos catalanes iniciada servirá para "constatar que se están aproximando posiciones en los temas importantes". "Hemos puesto sobre la mesa cuestiones esenciales, la de la agencia tributaria es una", señaló. "Es importante que en todos estos campos veamos si hay puntos intermedios para una solución satisfactoria".

Por su parte, el diputado de CiU y negociador del proyecto de Estatuto, Quico Homs, insistió en defender la existencia de una única agencia tributaria en Cataluña en la que la Generalitat tenga una posición preeminente y descartó soluciones como la planteada por Castells, por considerar que "el sentido común" desautoriza la "duplicidad tributaria" que supondría la creación de la Agencia Tributaria de Cataluña y un consorcio Estado-Generalitat.

En declaraciones a Europa Press, Homs señaló que "no hace falta hacer un Estatut" para llegar a esa propuesta y apuntó en el artículo 46 del actual Estatuto y en el 19 de la LOFCA "ya se prevé". Según Homs, "se podría haber hecho, pero no se ha hecho por sentido común", ya que, "a efectos prácticos, habría tres administraciones tributarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de enero de 2006