Crítica:LIBROS
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Hay vida más allá de la ortodoxia

Desde hace años son frecuentes las críticas al pensamiento único, referidas a la uniformidad con la que se aplican los programas de liberalización, estabilización, privatización y apertura externa. Pero sólo en algunas raras ocasiones se alude a la teoría económica neoclásica que está detrás de esa política económica. Sin embargo, se trata de la teoría ortodoxa que copa el espacio académico y las aulas universitarias en las que se enseña la Economía.

Sin embargo, aunque estén claramente relegadas en la vida académica oficial, otras tradiciones de pensamiento económico siguen formulando propuestas teóricas que tienen un gran indudable interés para comprender el funcionamiento de la economía. Una buena prueba de ello es este libro coordinado por Mark Setterfield, que recoge una colección de trabajos de autores pertenecientes a varias corrientes del pensamiento poskeynesiano.

La economía del crecimiento dirigido por la demanda

Mark Setterfield (editor)

Ediciones Akal

ISBN 84-460-2168-4

El punto de partida de su argumentación es que la oferta y la demanda en un sistema económico están determinadas por factores distintos y, por tanto, a priori, carece de sentido suponer que sus comportamientos llevan a situaciones de equilibrio. La oferta de recursos marca los límites que puede alcanzar la producción potencial, pero no hay razón para suponer que ese nivel se logra de forma automática, sino que es la demanda efectiva (consumo e inversión) la que determina el grado de utilización de la capacidad productiva instalada, y, por tanto, la producción efectiva. En consecuencia, el crecimiento real de las economías está dirigido por la demanda.

Desde esta argumentación de partida, el libro presenta ampliamente dos orientaciones en torno a las cuales se organizan los 15 capítulos que incluye. De un lado, están los trabajos que se basan en las propuestas de Nicolas Kaldor, que centran el análisis en el impacto de los componentes de la demanda sobre el crecimiento. Entre ellos, ocupan un lugar destacado los modelos de crecimiento con restricción de sector externo que se basan en la propuesta de Anthony Thirlwall.

La segunda orientación se basa en las aportaciones de Michal Kalecki, cuyas preocupaciones giran en torno a las relaciones que se establecen entre la demanda -de manera principal la inversión- y la distribución de la renta entre beneficios y salarios, determinando la dinámica de crecimiento económico.

Como es lógico, la lectura de las contribuciones recogidas en el libro se presta a valoraciones distintas, pero no cabe duda de que se trata de una obra de importancia que los estudiosos deben tener en cuenta. Los trabajos son rigurosos, invitan a la reflexión e insuflan un aroma teórico renovado del que tan necesitado está el mundo académico de la Economía.

No en vano, los antecedentes de este pensamiento poskeynesiano se sitúan en Keynes, Harrod, Domar, Robinson, Kaldor o Kalecki, y entroncan con las mejores aportaciones de otras tradiciones como la marxista, la institucionalista y la schumpeteriana.

Desde luego, las perspectivas teóricas planteadas en el libro ofrecen explicaciones fecundas para muchos de los grandes temas actuales, como la relación entre inversión y productividad, las funciones económicas del sector público, la influencia del sector exterior o las implicaciones de los mercados financieros en el desarrollo de la actividad económica.

María Jesús Vara Miranda es Profesora Titular de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS