Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La adaptación 'hip-hop' del 'Quijote' convence en Actual

El festival ofrece la versión completa de la arriesgada propuesta de la obra cervantina

Se hace difícil imaginar a Don Quijote vestido con un chándal negro, con la capucha cubriéndole la cabeza y micro en mano, cogido hacia abajo, al estilo rapero. De esa guisa presenta a Alonso Quijano en el Quijote hip-hop, el espectáculo que cubrió la segunda jornada de Actual 2006. Sin duda, una propuesta arriesgada que cerró los actos conmemorativos del cuarto centenario de la publicación de la primera parte de la obra de Cervantes.

Con el listón de exigencia por las nubes después de la actuación de los franceses Rinôçèrôse en la jornada inaugural del festival, se esperaba con mucha expectación la adaptación hip-hop del Quijote. Y el espectáculo no defraudó a los incondicionales de esta forma de entender la música -y por extensión la vida-, aunque la afluencia de público fue inferior a la del primer día. La edición que se pudo ver en Logroño fue completa: estuvieron los raperos de La Excepción, Zenit, Artes y Corazón Crudo, además de varios graffiteros (entre los que se encontraba Suso33, el gurú del graffiti en nuestro país), el polifacético Zeta a los platos y los bailarines de la Dani Pannullo Dancetheatre Co. Ni por asomo se podía pensar Cervantes que cuatrocientos años después de escribir el célebre episodio de la lucha de Don Quijote con los molinos de viento, en Logroño se escucharía la historia rapeada y con seis bailarines contorsionándose con movimientos de break-dance.

Durante el tiempo que dura el espectáculo, el público disfruta de imágenes alusivas al Quijote, además de cuatro graffiti que se pintan en distintas fases de la noche. En definitiva, como explica uno de los raperos, "se trata de la obra más importante de la literatura contada de una manera diferente". Los riojanos Carpe D.M. abrieron la noche dedicada al hip-hop con el estreno de su segundo trabajo, Tachando días. Jugar en casa no siempre es positivo, pero el buen hacer de los logroñeses les hizo pasar la prueba con nota. No sólo por la noche el hip-hop se adueñó del espíritu de Actual 2006, y es que durante todo el día los paseantes de Logroño pudieron disfrutar de las exhibiciones de break-dance que realizaron los componentes del grupo madrileño Vandals en distintas zonas de la capital riojana.

Y siguiendo con la música, anoche le tocó el turno al trío formado por 17 Hippies, Mercan Dede y Trans-Global Urderground. Una coctelera de sonidos del mundo. Y en cuanto al cine, doble sesión. Por la mañana, Cruzando el puente: los sonidos de Estambul, de Fathi Akin, y por la tarde, la premiada Caché de Michael Haneke. Dos citas de altura. Y hoy, jueves, en horario matinal, la sala Gonzalo de Berceo acoge la primera cinta del miniciclo titulado África imprescindible. Se trata del trabajo del director Zeze Gamboa El héroe, premio del jurado en el Festival de Sundance, que repasa la actualidad de la Angola de la posguerra. Y por la tarde, La isla de hierro, una producción iraní dirigida por Mohammad Rasoulof que logró el premio especial del jurado en el reciente Festival de Gijón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2006