El primer temporal de nieve se abate sobre los supervivientes de Pakistán

La nieve y la lluvia, que se abatieron ayer con fuerza sobre el norte de Pakistán, obligaron a la suspensión de los vuelos con ayuda humanitaria en lo que significó el primer embate del invierno para los supervivientes del terremoto que el 8 de octubre mató a más de 70.000 personas.

Pero los trabajadores humanitarios instalados en la zona, incluyendo 370 militares españoles, se muestran todavía optimistas sobre su capacidad para evitar que el invierno aumente el número de víctimas por el seísmo. Sobre Muzaffarabad, la capital de la Cachemira paquistaní, que resultó arrasada en octubre, la lluvia comenzó a caer con fuerza en la noche del sábado, mientras que las zonas más elevadas se despertaron ayer con un espeso manto de nieve.

La distribución de alimentos por aire tuvo que ser interrumpida, por segunda vez desde que comenzó la operación humanitaria, pero los camiones pudieron seguir trabajando. El principal temor era ayer que la lluvia produjese corrimientos de tierras.

Un superviviente del terremoto camina en la nieve en el pueblo de Pieer Chanasi.
Un superviviente del terremoto camina en la nieve en el pueblo de Pieer Chanasi.REUTERS
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS