Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Mujeres por Granada

Es curioso el revuelo que se viene generando en Granada sobre el proyecto del arquitecto Antonio Jiménez Torrecillas en una parte de la muralla árabe, fomentada en gran parte por la señora Remedios Murillo Cubillas adalid de la mujer en Granada (su asociación se llama como el titulo del articulo). Como mujer joven, granadina, me siento indignada por algunas de sus críticas destructivas y por actuaciones de su asociación. En unos de sus artículos, publicado en un periódico local, se realizaba la siguiente pregunta:

¿Será posible que estos seres vivos que llamamos ciudades renuncien a ser lo que deberían de ser, al papel que la historia les tiene asignado y sean suicidas que se mantienen en pie, pero con el espíritu ya cadáver? ¿No será que las ciudades no se suicidan sino que las suicidan, es decir, que las asesinan?

Señora Muñoz, tiene usted razón, a las ciudades se las asesinan. Si a estos "seres vivos" se les introducen en una urna de cristal, impidiendo toda evolución, dejan de ser ciudades y se convierten en parque de atracciones, que es lo que están intentando hacer con nuestra ciudad. Muchas somos las que no queremos una Granada atrapada en el tiempo, que vive del turista y la hostelería, y mientras tanto el ciudadano se gasta todo su dinero en viviendas de escaso valor estético y arquitectónico. Pero a usted, como veo, el dinero le da igual.

Hace ya algún tiempo, su asociación hizo lo indecible para reestructurar por completo el Rey Chico (si hubiera sido por ustedes, demolido). ¿Salió el dinero de su asociación? ¿Pretenden ahora, señoras, hacer lo mismo? ¿Pagaremos todos su capricho?

En Málaga, cerca del puerto, existe un aparcamiento. En el solar se encontraron restos arqueológicos que hoy en día se pueden admirar en el interior. Y es que no hay que viajar tanto para ver arquitectura buena. ¿Dónde estaba su asociación cuando se trasladaron los restos de nuestra antigua plaza de toros?

El tráfico en Granada es caótico, el centro de Granada esta vació, la gente vive en el extrarradio y no hay servicios públicos eficaces que impidan la utilización masiva del coche. ¿Lucha su asociación tanto por este tema tan importante para Granada?

La Vega de Granada desaparece. Ese paraíso idílico que encontraba el viajero al llegar a la ciudad muere debido a una ineficaz gestión urbanística. ¿Qué hace por ello su asociación? Resulta ilógico sobrecargar las arcas de nuestro ayuntamiento por un capricho basado en el gusto. A mí y a muchas más personas (dejémonos de mujeres u hombres) nos parece interesante la obra de este arquitecto en nuestra ciudad. Pero claro, nadie es profeta en su tierra. Por eso, déjenme terminar con la frase de la Biblia que dice: "Den a César lo que es del César. Y a Dios, lo que es de Dios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de enero de 2006