Egibar advierte de que las bases del 'plan Ibarretxe' siguen vigentes

El portavoz del PNV en el Parlamento vasco y miembro de la ejecutiva nacionalista, Joseba Egibar, defendió ayer la plena vigencia de las bases soberanistas que sustentaban el plan Ibarretxe. Egibar realizó este anuncio con motivo del primer aniversario de la aprobación en la Cámara de Vitoria del proyecto de Nuevo Estatuto impulsado por el lehendakari y rechazado en febrero por el Congreso, y justo un día después de que el PSE apoyara los Presupuestos del Gobierno tripartito vasco. Un paso que, después de siete años de ruptura, ambas partes han saludado como la antesala de otros futuros acuerdos.

Con su declaración, Egibar dejó claro que, pese a ese acercamiento, que enmarcó en el acuerdo entre PNV y PSOE sobre los Presupuestos del Estado, su partido continúa considerando plenamente válidos los postulados del plan Ibarretxe. Para los socialistas esta iniciativa ha agotado todo su recorrido.

El reconocimiento de Euskal Herria como sujeto político y del derecho de autodeterminación son algunas de las claves de la propuesta, que, según Egibar, está llamada a solucionar "el contencioso vasco". El portavoz nacionalista urgió al presidente Zapatero, a "hincar el diente" a este proyecto, pese a haber decaído tras su rechazo por el Congreso el 1 de febrero. Eso "no significa que se haya cerrado. Ahí sigue el tema, que no se confunda", advirtió, en un tono marcadamente divergente al más conciliador que utiliza el presidente de su partido, Josu Jon Imaz.

Egibar previno a los socialistas contra cualquier intento de meter al PNV en la "noria del Estatuto a la catalana, que te deja más limpio que la patena", y recalcó que el plan Ibarretxe será la aportación de su partido a la futura mesa de partidos que intenta poner en marcha el lehendakari.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS