Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La marea populista llega a Perú

El ex coronel ultranacionalista Ollanta Humala encabeza los sondeos para las presidenciales

Un ex coronel del Ejército que en el año 2000 se sublevó, junto con 50 soldados, contra el régimen de Alberto Fujimori; podría convertirse en el nuevo presidente del Perú en abril próximo. El ultranacionalista Ollanta Humala ocupa actualmente el primer lugar en las encuestas sobre intención de voto ante las elecciones presidenciales. Ha desplazado en cuestión de semanas a dos ex presidentes y a la que era la candidata favorita -la conservadora Lourdes Flores- con un discurso populista y antisistema.

Ollanta pertenece a una pintoresca familia. Es el tercero de siete hermanos de pomposos nombres como Ulises, Antauro, Pachacútec, Katia, Cusi Coyllur e Imasúmac.

Los Humala, liderados por su padre, Isaac, fundaron el movimiento etnocacerista con intención de reivindicar la resistencia civil-militar que en 1881 encabezó el mariscal Andrés Avelino Cáceres durante la guerra con Chile. En octubre del año 2000, dos de los Humala saltaron a la fama. Antauro -entonces mayor del Ejército- y el coronel Ollanta, se alzaron en armas en un poblado cercano a la frontera con Chile en contra del Gobierno de Alberto Fujimori. Esa fue la partida de nacimiento del denominado etnocacerismo. Una corriente que promueve el ultranacionalismo militar, basado en principios violentos y racistas.

En 2000 Ollanta y su hermano Antauro se alzaron en armas contra Fujimori

Su discurso radical ha prendido rápidamente entre las clases menos favorecidas de Perú

Desde entonces, Antauro se dedicó a hacer conocido a su partido y a promover a su hermano Ollanta. Utilizando reservistas del Ejército a los que vestía con uniforme militar y pagaba algo más que el sueldo mínimo, recorrió el país vendiendo un periódico al que bautizó como Ollanta. Años después, sin embargo, los Humala pasaron al olvido.

En enero de 2005 volvieron a ocupar las primeras planas. Antauro tomó por asalto el puesto policial andino de Andahuaylas -en la zona sur del país- exigiendo la renuncia del presidente Alejandro Toledo y prometiendo fusilar a los políticos corruptos, nacionalizar las propiedades extranjeras y atacar a Chile. Antes del cruento desenlace -seis muertos, cuatro de ellos policías- Ollanta, entonces adjunto a la agregaduría militar en la Embajada de Perú en Seúl, se pronunció a favor del asalto al puesto policial. Luego, sin embargo, tomó distancia de su hermano Antauro, hoy preso en un penal limeño, donde espera ser procesado por la muerte de los policías en la asonada de Andahuaylas.

El discurso radical y ultranacionalista de Ollanta ha prendido rápidamente en Perú, sobre todo, entre las clases menos favorecidas. En pocas semanas, Ollanta se situó segundo en las encuestas, a 10 puntos de Lourdes Flores, candidata conservadora que desde hace meses encabeza las preferencias electorales. El ex coronel ha desplazado a dos ex presidentes: Alan García y Valentín Paniagua. Ayer mismo se hacía pública otra encuesta que le daba el primer lugar en las preferencias electorales, con el 21,7% de los votos, seguido de Flores, con el 21,2%, García, con el 19,8% y de Paniagua, con el 16,7%. Un crecimiento importante, pero no decisivo. Los mismos sondeos revelan que en una eventual segunda vuelta, Ollanta sería derrotado.

Así las cosas, Ollanta ha ido cambiando de estrategia, consciente de que si quiere llegar a la presidencia, tiene que moderar su discurso y diferenciarse de su hermano. Ollanta y su esposa, Nadine, ha comenzado a entrevistarse con intelectuales, empresarios y periodistas de reconocida trayectoria con el fin de integrarlos a su equipo de gobierno. Pocos, sin embargo, han aceptado. Pero la campaña no ha hecho más que comenzar. El próximo 9 de abril los peruanos decidirán.

Contra el imperialismo

El Partido Nacionalista de Ollanta Humala propone en su programa político la "instauración de una Segunda República a través de una Asamblea Constituyente", y rechaza los "monopolios y la completa liberalización de la economía". Asimismo se define también como antiimperialista y antiglobalización.

El analista político Fernando Rospigliosi sostiene que el ideario del partido es "cháchara sin contenido alguno". Preocupa, añade, que proclame defender la libertad de prensa "en su versión de instrumento educativo y de información veraz", pues ¿quién determinará qué es la verdad?

Más recientemente, en Cajamarca -la región con mayor producción de oro-, y ante unas 3.000 personas, Ollanta pidió la celebración de un referéndum para que el país se pronuncie sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, y anunció que si llega al Gobierno revisará los contratos de estabilidad tributaria con las compañías mineras de Perú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de diciembre de 2005

Más información