Antoni Abad alerta, en un proyecto artístico, sobre las barreras arquitectónicas

Hasta el próximo 5 de marzo, una cuarentena de personas con discapacidad física, equipados con teléfonos multimedia, realizarán una cartografía de la Barcelona inaccesible fotografiando todos los obstáculos que encuentran en la calle y publicándolos en tiempo real en una página web. La iniciativa forma parte de Canal Accesible (www.zexe.net/barcelona), un proyecto de Antoni Abad (Lleida, 1956), producido por el Centro de Arte Santa Mónica (CASM), cuyo claustro albergará el cuartel general. El espacio está ocupado por una gran mesa redonda con 10 ordenadores, alrededor de la cual los participantes celebrarán sus reuniones, rodeados por sus retratos. También hay una pantalla grande donde aparece la última señalización enviada a la web, que se actualiza constantemente.

No es la primera vez que Abad utiliza Internet y las nuevas tecnologías para dar voz y visibilidad a un colectivo que no tiene presencia activa en los medios de comunicación o que tiene una imagen polémica e incluso negativa, como en el caso de los taxistas de Ciudad de México (Sitio Taxi), los gitanos de Lleida (Canal Gitano) y las prostitutas de Madrid (Canal Invisible), todos en Internet (www.zexe.net). "Si en los proyectos anteriores, los participantes explicaban su realidad, éste da una vuelta de tuerca proponiéndose como una herramienta para denunciar las barreras arquitectónicas que complican y obstaculizan cada día la vida de las personas con discapacidades", explica Abad.

La web, creada por el mexicano Eugenio Tisselli, se basa en una interfaz que permite a los participantes denunciar cada obstáculo mediante fotos, textos, vídeos y archivos de audio, enviados a través de sus teléfonos móviles con cámara integrada. El programa se encarga de identificar el lugar y de situarlo en un mapa de la ciudad, de modo que al cabo de tres meses se podrá disponer de "una cartografía de los puntos negros de la Barcelona inaccesible", tanto de las barreras arquitectónicas como de los casos de incivismo, encabezados por los coches mal aparcados.

Elementos de maquillaje

Con espíritu de autocrítica, el recorrido comienza precisamente en el Centro Santa Mónica, junto a las Ramblas de Barcelona, el cual, a pesar de su reciente reforma, tiene dos barreras: el botón del ascensor demasiado alto y la rampa demasiado inclinada. "Además de los obstáculos evidentes hay una serie de elementos de maquillaje, que sólo aparentan estar adaptados, como rampas que terminan con un escalón, autobuses dotados de rampas que no funcionan y aparcamientos reservados habitualmente invadidos", afirma Abad.

La mayoría de los participantes son hombres, las edades van desde los 24 a los 60 años, y todos han sido reclutados en la calle por el artista, con la colaboración de Iban Calzada y Mery Cuesta. "De los contactados, el 100% ha demostrado interés y entusiasmo y el 60% se ha implicado activamente en el canal", comenta Cuesta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción