Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Milà y Rañé discrepan de nuevo sobre la línea de alta tensión

La construcción de la línea eléctrica de Muy Alta Tensión (MAT) que permitirá la interconexión entre Francia y España continúa enfrentando a los miembros del Gobierno catalán. El consejero de Industria, el socialista Josep Maria Rañé, y el de Medio Ambiente, Salvador Milà, de Iniciativa per Catalunya Verds, volvieron a discrepar ayer sobre la necesidad de la misma.

Rañé recordó que la interconexión eléctrica figura en el Plan de la Energía para los próximos 10 años, aprobado por el Gobierno catalán "por unaminidad". Esta iniciativa, dijo, incluye medidas de fomento del ahorro energético y la construcción de nuevas infraestructuras, que garantizarán el suministro eléctrico en Cataluña los próximos años.

No lo ve de la misma manera el titular de Medio Ambiente, Salvador Milà, que en Televisión de Cataluña sostuvo: "Cataluña no necesita la MAT". Sin "sensibilización social, esta línea ya estaría hecha y por el peor sitio", dijo, y añadió: "La solución es la eficiencia y el ahorro". Milà aseguró, en referencia a conflictos con otros departamentos por la construcción de infraestructuras, que "en todos los casos hay alternativas mejores, más económicas y más durables".

Rañé también valoró la asistencia del director de los servicios territoriales en Girona del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda, Biel Jover, a la manifestación contra la MAT del pasado domingo. Es "difícil" comprender que un alto cargo vaya "a título personal" a "una manifestación que es contraria a los acuerdos de gobierno", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 2005