_
_
_
_

Gallardón prohíbe apartamentos turísticos en suelo industrial

El Ayuntamiento cambiará el Plan General de Urbanismo para frenar la creciente construcción de este tipo de pisosEl Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con Turismo para acabar con este fraude

Mábel Galaz

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, encabezado por el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, está decidido a acabar con el uso fraudulento de los apartamentos turísticos que se construyen en suelo industrial y que en realidad se utilizan como viviendas permanentes.

Ayer, la Junta de Gobierno municipal aprobó elevar al próximo pleno municipal una modificación parcial del Plan General de Ordenación Urbana que afectará a los artículos referidos a la implantación de las diferentes modalidades de alojamiento temporal. Esta modificación sólo permitirá hacer hospedajes en suelo industrial cuando se trate de hoteles y prohibirá la construcción de apartamentos turísticos en estas zonas.

La Concejalía de Urbanismo ha tomado esta decisión ante el "incremento inusitado" de solicitudes de licencias para la implantación de apartamentos turísticos en suelo urbano calificado de uso industrial, no residencial. "Estamos hablando de miles de pisos en la ciudad", señaló ayer Beatriz Lobón, coordinadora general de Urbanismo. El Ayuntamiento lleva un mes realizando, en colaboración con las juntas municipales de distrito, inspecciones para determinar la situación de estos pisos.

El Ayuntamiento va a actuar de dos maneras para combatir este uso fraudulento de los espacios turísticos, según explicó Pilar Martínez, concejal de Urbanismo: "Por un lado, intentaremos cortar de raíz la proliferación de estos apartamentos en zonas industriales mediante la modificación del Plan General de Urbanismo; y, por otro, cerraremos aquellos que se estén utilizando como pisos residenciales de manera encubierta".

La concejal llegó a un acuerdo hace unas semanas con la Dirección General de Turismo de la Comunidad que va a colaborar con el Ayuntamiento para vigilar este tipo de edificios."Cuando se compruebe que un bloque de apartamentos turísticos deja de tener los servicios necesarios como, por ejemplo, un director, un conserje, la cafetería y demás prestaciones, y pase a convertirse en un edificio de viviendas más, será clausurado", ha declarado Martínez.

"También la comisión de disciplina urbanística actuará en estos casos", añade Martínez. "Para ello, en los registros de Urbanismo ya se está anotando qué pisos son apartamentos turísticos para que cuando se proceda a su venta se tenga en cuenta a nivel fiscal".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los apartamentos turísticos están regulados por el Real Decreto 2877/82 sobre ordenación de apartamentos y viviendas vacacionales que los define como aquellos "ofrecidos empresarialmente en alquiler, debidamente dotados de mobiliario, instalaciones, servicios y equipo para su inmediata ocupación por motivos vacacionales o turísticos". La normativa permite su construcción en uso terciario, no residencial. El Ayuntamiento en estas parcelas no está obligado a proporcionar equipamientos dotacionales.

El Consistorio, según explicó el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón tras la Junta de Gobierno, ha observado un desarrollo "tan masivo de estos usos" que podría causar una drástica reducción del suelo industrial disponible, además de que esta situación "podría derivar hacia desarrollos residenciales encubiertos".

Gallardón recordó que los apartamentos turísticos están destinados al fomento del turismo: "Lo que está ocurriendo es que se les está dando el uso de una vivienda residencial sin tener las dotaciones suficientes, como colegios o centros de salud. Este fraude se estaba produciendo fundamentalmente en la zona de Julián Camarillo, en San Blas".

El Ayuntamiento ha detectado que algunas promotoras inmobiliarias han utilizado esta opción legal para levantar bloques de viviendas sobre suelo terciario, que están catalogadas como apartamentos turísticos pero que, en la práctica, se venden como vivienda habitual y su precio es inferior al de un piso de similares características en suelo residencial.

Las Mercedes

La mayoría de los apartamentos en esta situación están en el distrito de San Blas, una zona al este de la capital, calificada para uso terciario porque hasta hace unos años constituía un importante polígono industrial. Ese es el caso del polígono de las Mercedes, próximo al aeropuerto de Barajas, que está plagado de este tipo de apartamentos turísticos.

Comprar o alquilar un apartamento turístico en la capital es alrededor de un 40% más barato que una vivienda residencial y la ley sólo obliga a alquilarlos un mínimo de 30 días al año, de manera que el resto del tiempo puede ser ocupado por su propietario como vivienda habitual.

Sobre lo que ocurrirá con los apartamentos turísticos ya existentes cuando se modifique el Plan General de Urbanismo, Gallardón aseguró: "Se les tratará como tales, teniendo en cuenta que su uso no debe ser residencial. Además, advirtió a sus propietarios de que no pueden demandar derechos residenciales y dotacionales como los vecinos de las viviendas residenciales".

El pasado agosto, el Ayuntamiento ya endureció los requisitos para comprar un apartamento turístico y reguló la forma en que deberían concederse las licencias de construcción para este tipo de hospedaje. "El objetivo era controlar que las licencias concedidas fueran efectivamente destinadas a esta actividad y no a residencial", señaló Beatriz Lobón.

Pero el Ayuntamiento de Madrid no ha querido pararse ahí. Ahora, además se han establecido controles a la hora de conceder las licencias de obras y de funcionamiento. "Estas licencias sólo pueden ser solicitadas por una única titularidad empresarial, que debe estar inscrita en el Registro General de Empresas y Entidades Turísticas de la Comunidad", precisó Lobón.

Además, según la orden del año 1967 y el Real Decreto de 1982, los propietarios de estas viviendas están obligados a alquilarlos durante un tiempo mínimo al año que exceda de un mes y por plazos mínimos de tres días y máximos de 45, prorrogables.

Lobón añadió: "Cuando tengamos el inventario de los apartamentos turísticos que están en situación irregular, actuaremos. Los que se pueda, serán legalizados y sobre el resto tendremos que actuar". En ese momento y en colaboración con la Dirección General de Turismo se procederá a clausurar los bloques que siendo turísticos se hayan convertido en edificios de viviendas.

Según los plazos que maneja la Concejalía de Urbanismo, esta modificación que se llevará al próximo pleno municipal para su aprobación, tras un periodo de alegación y la posterior aprobación del Gobierno de la Comunidad, estará en vigor el próximo mes de marzo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Mábel Galaz
Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_