Bono deja en evidencia a Moratinos y niega que vaya a viajar a Angola para vender armas

El ministro de Exteriores sostiene que "no hay ninguna contradicción entre los ministros"

El ministro de Defensa, José Bono, dejó ayer en evidencia a su colega de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, al asegurar que no tiene previsto ir "en 2005 ni en 2006" a Angola y agregar que su ministerio "no se dedica a vender armas ni a vender aviones". El jefe de la diplomacia aseguró el miércoles en Luanda que Bono visitaría "en breve" ese país africano para cerrar una venta de aviones de transporte como los adquiridos por Venezuela. Moratinos aseguró por la tarde en Maputo (Mozambique) que "no hay ninguna contradicción entre los ministros" de Defensa y Asuntos Exteriores.

Más información
De la Vega reconoce el "malentendido" entre Bono y Moratinos pero asegura que están coordinados
Codazos poco diplomáticos entre Exteriores y Defensa

Bono desmintió ayer en la base Álvarez de Sotomayor, en Viator (Almería), adonde acudió para conmemorar la fiesta de la Inmaculada, patrona de Infantería, con la Brigada Legionaria, que tenga previsto viajar a Angola para cerrar una venta de aviones, como anunció el miércoles el ministro de Asuntos Exteriores.

"Yo solamente tengo la información que he leído en los periódicos", afirmó cuando fue preguntado por su próximo viaje a la ex colonia portuguesa. El ministro de Defensa confirmó que fue invitado por su "colega angoleño" en mayo de este año, si bien se le contestó "agradeciéndole y diciéndole que ya se buscarían fechas". Siete meses después de dicha invitación no se han concretado esas fechas y no está programado dicho viaje ni este año ni a lo largo del próximo.

El responsable de Defensa quiso hacer hincapié en que su departamento no realiza operaciones de venta de armamento y que el caso de Venezuela, adonde acudió el pasado 28 de noviembre para presidir la firma de los contratos, fue una excepción. "El Ministerio de Defensa no se dedica a vender artículos relacionados con la Defensa ni tampoco el Gobierno de España", dijo Bono.

"Si he estado presente en la firma que se ha producido en Venezuela recientemente ha sido por dos razones: la primera, porque así me lo ordenó el Gobierno en decisión que tomó en Consejo de Ministros; y segunda, porque la venta era histórica", agregó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La venta a Venezuela de ocho patrulleras y 12 aviones de transporte por un importante total de 1.700 millones de euros "supone el presupuesto del Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Cultura juntos", agregó Bono, "pero el Gobierno y el ministro de Defensa no se dedica ni a vender armas ni a vender aviones y, por tanto, en Angola ni me han de esperar ni podría llevar nunca ese cometido".

Interés empresarial

El Ministerio de Defensa difundió una nota en la que se explicaba que su titular "no ha recibido ninguna petición de apoyo a los intereses comerciales de empresas españolas del sector industrial de la Defensa en Angola y, por tanto, no tiene previsto participar en ninguna operación de estas características en aquel país". La nota también matizó que la invitación que el ministro angoleño de Defensa hizo a Bono en mayo pasado para que visitara su país, y que aún no se ha concretado, "no tenía relación alguna con operaciones comerciales de ninguna especie".

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, preguntado en Maputo (Mozambique), donde se encontraba ayer en viaje oficial, por si no había entrado una vez más en contradicción con su colega de Defensa, recordó que "el ministro angoleño de Defensa estuvo en Madrid" y que "hay un interés de las empresas por llevar a cabo la operación" de venta de aviones de CASA a Angola, informa Peru Egurbide.

"Reitero que mi gira por África se enmarca en la política del Gobierno, que tiene el triple objetivo de la paz y la estabilidad, el desarrollo y las migraciones ordenadas. De eso hablé en mis entrevistas de Luanda. Luego, hay temas que se debaten entre las empresas y que interesan más a unos departamentos que otros. Pero no hay contradicción entre los ministros", añadió.

Miguel Ángel Moratinos, durante su reunión con la ministra de Asuntos Exteriores de Mozambique, Alcinda Abreu.
Miguel Ángel Moratinos, durante su reunión con la ministra de Asuntos Exteriores de Mozambique, Alcinda Abreu.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS