Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un anciano murió a finales de noviembre en Sarrià de Ter a causa de un brote de legionela

El Departamento de Salud de la Generalitat reconoció ayer que la muerte, el pasado 26 de noviembre, de un vecino de la localidad de Sarrià de Ter (Gironès) de 73 años se debió a un brote de legionela que, al parecer, habría afectado a otras tres personas.

El director del Departamento de Salud en Girona, Ferran Cordón, aseguró a Catalunya Informació que se trata de un brote controlado, ya que desde el pasado 18 de noviembre no se ha diagnosticado ningún otro caso en la zona, y que de momento se están controlando las torres de refrigeración de las empresas de este municipio gerundense y de los alrededores para averiguar dónde está el foco.

Además del fallecido, los otros afectados por el brote son dos vecinos de Sarrià de Ter, una mujer de 40 años y un hombre de 54, quienes tuvieron que ser hospitalizados, aunque ya han sido dados de alta, y se está investigando si una cuarta persona que vive en una localidad cercana también está afectada.

El concejal responsable del área de Sanidad del Ayuntamiento de Sarrià de Ter, Roger Casero, explicó que todavía es pronto para apuntar cuál ha podido ser el foco infeccioso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005