Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat fomenta la pluralidad religiosa en los hospitales

La Generalitat ha editado una guía dirigida al personal sanitario para "garantizar el derecho a la asistencia religiosa de todos los enfermos" sea cual sea su tradición religiosa, concluyó el primer consejero, Josep Bargalló.

"El Gobierno catalán quiere respetar todas las tradiciones religiosas, haya o no acuerdos con el Estado", aseguró la directora general de Asuntos Religiosos, Montserrat Coll. Por ello, incluye además de las cuatro tradiciones religiosas que cuentan con un convenio de colaboración con el Estado -católicos, protestantes y evangélicos, musulmanes y judíos-, otras confesiones como budistas, adventistas, testigos de Jehová, bahà'ís, mormones o sijs. Esta guía, pionera en el Estado, no significa que la Iglesia católica vea mermados sus privilegios, ya que continuará mantieniendo capilla y personal propio en todos los hospitales públicos.

La guía propone habilitar un espacio multiconfesional en los centros; respetar los símbolos, los ritos, las festividades y las pautas alimentarias de las diferentes tradiciones; garantizar la asistencia religiosa a los enfermos o sus familiares y normalizar la entrada del personal religioso en los centros hospitalarios. Estas recomendaciones, a juicio de la consejera de salud, Marina Geli, "formalizan" lo que ya se venía haciendo en los hospitales catalanes. Respecto a la negativa de pacientes a determinados tratamientos alegando motivos religiosos, Geli recordó que los ciudadanos tienen derecho a seguir sus convicciones si firman un documento de consentimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005